Archivo de la etiqueta: Sandy Powell

Cenicienta

Cartel_CenicientaÉrase una vez…una diseñadora para la que, tras varios proyectos vistiendo a personajes mayoritariamente masculinos, la idea de trabajar en una película con protagonistas femeninas era como un sueño hecho realidad.

Sandy Powell (El lobo de Wall Street, La reina Victoria, Shakespeare in Love) se embarcó en el proyecto del director Kenneth Branagh de llevar a la pantalla el cuento clásico de Charles Perrault, La Cenicienta, con actores de carne y hueso.

Aunque la historia tiene lugar en 1830, el equipo de la película tomó la decisión de no ceñir la trama en ningún período histórico concreto, por lo que Powell tuvo mayor libertad para crear el vestuario, siempre en estrecha colaboración con el departamento de producción y con la idea del director de la película de crear un ambiente opulento propio de un reino de cuento de hadas.

La diseñadora tuvo como prioridad diferenciar a cada personaje a través de su vestuario y hacerlos creíbles, e inspirándose en el clásico de Disney de 1950, le dio a cada uno de ellos un aspecto y estilo diferente, enmarcado en el siglo XIX y en la década de los años 50.

Por todos es conocida la historia de La Cenicienta, hija de un noble rico que, al quedarse viudo, se casa con la Señora Tremaine. Al morir su padre, se queda viviendo junto a su madrastra y las dos hijas de ésta: Anastasia y Dricella. Las tres malvadas hacen la vida imposible a Cenicienta y le encargan todas las tareas de la casa mientras ellas dilapidan la herencia del padre.

La vestimenta que ideó Sandy Powell para Cenicienta nada tiene que ver con el típico atuendo viejo y remendado que estamos acostumbrados a ver en los cuentos. La joven viste un sencillo vestido en color verde agua y estampado floral rosado, simbolizando la inocencia y dulzura de la chica, que contrasta con los trajes de su madrastra y hermanastras.

0.0

En las imágenes, escena donde se aprecia a una feliz Cenicienta despidiéndose de su padre. La joven viste un sencillo vestido en color verde agua (casi celeste) y zapatos planos que mantendrá a lo largo de la película.

0

Aunque el vestido que emplea Cenicienta es el mismo que cuando vivía con su padre, Sandy Powell incorpora detalles como el mandil sobre la falda para dar un aspecto más campestre.

1

Sandy Powell dio a cada personaje un estilo y color característico: a Cenicienta, un atuendo del siglo XVIII con tonos pálidos.

2

A medida que avanza la película, el vestido termina degastado y viejo.

3

Detalle del escote y mangas transparentes del primer vestido que luce Cenicienta en la película de Kenneth Branagh.

3

Primer plano de la actriz Lily James en el papel de Cenicienta, donde se aprecian el escote cuadrado del traje y unas pequeñas flores bordadas en las mangas de color rosa pálido y que se extienden por todo el vestido.

4

En la versión de Disney de 1950, en la que se inspiró la diseñadora, Cenicienta aparece con una cinta de color azul en el pelo, o un pañuelo sobre la cabeza, realizando las tareas de la casa. En la nueva versión, la joven opta por un lazo anudado alrededor del cabello a modo de turbante.

En esta nueva versión del cuento de hadas, la madrastra de Cenicienta tiene un papel importante y el diseño de su vestuario fue con el que más se divirtió Sandy Powell. Inspirada en actrices de la década de 1940, como Marlene Dietrich en La llama de Nueva Orleans (1941) o Joan Crawford, dotó al personaje de una silueta esbelta, emulando la belleza añorada que tuvo en su juventud, con escotes cerrados o grandes collares, representando ahogo. Todo el vestuario está diseñado con tejidos lujosos y pesados en tonos fríos, como el color verde, simbolizando la envidia en vestidos de Alta Costura. Joyas y collares vintage, y zapatos de la firma italiana Salvatore Ferragamo, completan el atuendo de la malvada.

6.1

El atuendo majestuoso de la madrastra y las hermanastras es la forma que tuvo Sandy Powell de mostrar el derroche en ropa de la fortuna del padre de Cenicienta.

6.3

En la imagen, la gran pamela de color negro, que combina con el estampado y la falda del diseño que ideó Sandy Powell.

6

Bocetos e imágenes de los trajes para la madrastra y las hermanastras de Cenicienta. Charles James, Dior o Cecil Beaton fueron diseñadores de referencia para Sandy Powell en la creación del vestuario de estos personajes.

6.2

Detalle trasero del diseño: cuerpo estampado de lentejuelas y cola de color negro con bordados de flores en tonos verdes.

7

A la izquierda, boceto original de Powell con un diseño en color verde. A la derecha, escena donde aparece la actriz Cate Blanchett como madrastra en la película “Cenicienta”.

8.1

En la imagen, otra escena donde se aprecia la falda negra con estampado de color verde y cuerpo del mismo color.

9

La gama cromática elegida para la madrastra en “La Cenicienta” es fría: colores como el verde o el azul predominan en su vestuario.

11

Además de un extraordinario vestuario, Cate Blanchett, como madrastra, completa todos los “looks” con joyas ostentosas, como el collar dorado con forma de hoja que vemos en la imagen.

8

El personaje de la madastra es el que sufre más cambios de vestuario en la película y donde el color negro tiene protagonismo absoluto. En la escena que se muestra en la imagen vemos la coordinación del color con el decorado.

10

Estamos ante una “Cenicienta” moderna, en la que los tejidos pesados como el lamé, satén o tafetán muestran el carácter malvado de la madrastra. En la imagen, con una bata larga de estampado de leopardo, aludiendo a la figura peligrosa que representa la villana.

Como he comentado anteriormente, además de la madrastra, sus dos hijas también viven con Cenicienta, haciéndole la vida imposible. Cuando se convoca a todas las jóvenes casaderas del reino a una gran fiesta, para encontrar esposa al príncipe heredero, las hermanas Tremaine y su madre obligan a Cenicienta a quedarse en casa.

Para las hermanastras, Powell creó un vestuario con influencias del siglo XVIII en colores vibrantes y, al igual que en el clásico de Disney, ambas visten el mismo modelo, pero de diferente tono. Sus trajes recargados están realizados con tejidos más pobres que los de su madre.

12

Como vemos, Powell ha cambiado un poco las tonalidades en el vestuario de las hermanastras: a Dricella un tono verde pistacho casi amarillo y a Anastasia el color rosa, pero ambas portan el mismo diseño.

13

Anastasia y Dricella, con corsés, enaguas y crinolina, un estilo del siglo XVIII. En la imagen inferior, los mismos personajes, representados con camisones y gorros.

13.1

Escena donde aparece Cenicienta ayudando a sus hermanas a vestirse para acudir al baile que se celebra en Palacio.

13.1.1

Momento en el que Cenicienta asiste a Dricela con el corsé. Podemos ver el nivel de detalle en las prendas como los volantes del atuendo.

CINDERELLA

Escena del baile donde se aprecia los vestidos recargados de las hermanas, representando el carácter banal de ambas.

14

A la izquierda, escena de la película “Cenicienta” de Branagh y, a la derecha, fotograma de la versión animada de Disney de 1950.

Cenicienta logra terminar los trabajos que le son encomendados por su madrastra y se viste para poder asistir al baile. Pero las Tremaine no pueden contener la envidia que sienten hacia Cenicienta y hacen añicos su vestido. En la nueva versión, Powell mantiene el color rosa pálido del vestido de los dibujos de Disney. .

16

En la imagen superior, Cenicienta con vestido en color rosa (simbolizando dulzura), con manga corta y escote barco de volante. Abajo, secuencia del clásico de Disney de 1950, donde aparece con el vestido que le habían modelado los ratoncitos y pájaros del bosque.

17

Escenas donde la madrastra y hermanastras de Cenicienta despedazan el traje de la joven.

18

En la nueva versión, el vestido de Cenicienta no se convierte en harapos como ocurría en la película animada de Disney de 1950.

Como ocurre con la figura de la madrastra, el atuendo del Hada Madrina, en esta nueva adaptación, es más llamativo que en la película clásica animada. La diseñadora Sandy Powell no quería representarla con una túnica de lana; veía al personaje mágico y singular, por lo que creó un diseño de estilo del siglo XVIII, con corguera en el cuello de color blanco. Para confeccionar este maravilloso y brillante vestido fueron necesarios 131 metros de tela, 10.000 cristales de Swarovski y 400 luces LED.

19

A la izquierda, boceto del diseño de Sandy Powell; en el centro, escena donde aparece la actriz Helena Boham Carter interpretando al hada madrina y, a la derecha, imagen del mismo personaje en su versión animada.

19.1 (2)

Escena del hada madrina junto a Cenicienta donde se aprecia el volumen de la falda que Powell creó para el personaje.

CINDERELLA

El vestido incorpora dos alas blancas plateadas.

20

La varita del hada madrina también está realizada con cristales de Swarovski. ¡¡Dibi dibadi dibu!!

21

Y como todos saben…el hada transformó el vestido estropeado de Cenicienta en uno espectacular para que pudiera ir al baile.

El vestido del baile era la pieza más importante de la película y, a la vez, el más complicado de diseñar porque debía ser voluminoso y transmitir ligereza. Sandy Powell quería que Cenicienta pareciera flotar en el baile, “como una pintura en una acuarela”. Para conseguir ese efecto, se confeccionó la falda con capas finas de seda crepelina, poliéster impreso y nylon iridiscente en diferentes tonos de azul. Un total de 18 sastres crearon las nueve versiones del vestido, con más de 270 metros de tela y 10.000 cristales de Sawrovski. Un corsé y enaguas debajo del vestido crean un efecto de mayor dimensión y facilitan el movimiento de la actriz.

22

A la izquierda, boceto del vestido del baile diseñado por Powell. En el centro, imagen de la actriz Lily James como Cenicienta donde se aprecia el efecto de acuarela que consiguió crear en la falda. A la derecha, el personaje animado que creó Disney.

24

El mayor reto para Sandy Powell fue el vestido del baile de Cenicienta: debía ser sencillo pero, a la vez, destacar entre todas las jóvenes que se encontraban en palacio, de modo que creó este diseño de estilo romántico en color azul.

25

Detalle del escote decorado con mariposas. Powell no quiso tiaras ni joyas para no quitar protagonismo al vestido.

Gracias al hada madrina Cenicienta pudo ir a la fiesta de palacio en una carroza. Pero, como en todos los hechizos, hay una condición: debería regresar antes de las doce campanadas.

26

Detalle de la chaqueta, tricornio y guantes de color verde del lacayo.

23.1

El vestuario de los lacayos también está ambientado en el siglo XVIII. El uniforme está compuesto por una casaca-frac de color verde y amarillo, calzón y tricornio. El tejido fue teñido y con un encaje consiguieron el efecto de escama.

Lawrence Olivier, en películas como Orgullo y Prejuicio (1940) o Lady Hamilton (1941) fue referencia para crear el vestuario del príncipe. Es el personaje que más se asemeja al dibujo animado de Disney, conservando incluso el color blanco del uniforme del baile. Azul, verde o blanco son los tonos que predominan en su atuendo. Powell contó con la diseñadora Maheen Khan para los bordados del vestuario masculino que aparece en Cenicienta.

8

Uniformes azules de la Guardia Real de la Cenicienta de Disney del año 1950.

9

Detalle de las chaquetas de los guardias de palacio. Sandy Powell mantiene los colores azules y los hombros marcados en las chaquetas como en los dibujos animados.

34

Detalle de los cordones dorados en la chaqueta de color azul del príncipe de “Cenicienta”.

32

Escena donde el príncipe, con atuendo azul marino y dorado, le consulta a su padre, el rey.

31

En la imagen, el príncipe con Cenicienta. Powell mima cada detalle en su trabajo: la casaca está bordada en la parte delantera, cuello y puños.

30

Detalle del bordado dorado en forma de hojas de la chaqueta del príncipe. Los colores dan majestuosidad al personaje.

28.1

El príncipe con la vestimenta de esgrima: chaquetilla con botonadura lateral, pantalón ajustado, guantes y botas hasta la rodilla.

28

Escena donde aparece el príncipe en sus clases de esgrima. Los colores de su vestuario siempre son en tonos grisáceos, azules y verdes.

27

A la izquierda, bocetos de Powell con uno de los uniformes. En el centro, traje del baile y , a la derecha, uniforme del dibujo animado de Disney.

33

Detalle de la chaqueta de color crema con bordados y botones plateados y cuello de tono celeste.

31

Películas como “El Gatopardo” (1963) o “Érase una vez” (1944) fueron fuente de inspiración para crear el colorido vestuario de los invitados del baile.

32

Escena donde el príncipe y Cenicienta están bailando el vals.

33

Escenas donde se aprecian similitudes de la nueva versión de Cenicienta con la película animada de Disney de 1950.

Al llegar la media noche, Cenicienta sale a toda prisa del palacio, perdiendo en la escalinata uno de sus zapatos de cristal.

34

Otra de las razones por las que el vestido debía ser fluido es por la escena mítica donde Cenicienta, bajando por las escaleras, pierde el zapato de cristal.

Powell, inspirada en un modelo que vio en un museo de calzado en Northampton (Inglaterra), diseñó unos zapatos elegantes con un tacón de cinco pulgadas para Cenicienta. La firma Swarovski fue la encargada de crear ocho pares de cristal.

35

Los zaparos fueron realizados con cristal de Swarovski. Como en el escote del vestido, las mariposas también decoran los zapatos de cristal de Cenicienta.

Como el príncipe había quedado prendado de la belleza de Cenicienta, el rey envió a un mensajero a recorrer todo el reino hasta encontrar a la joven que pudiera calzarse el zapato de cristal. Pese a los esfuerzos de la madrastra y hermanastras de impedir que Cenicienta  se probara el zapato, todo fue en vano.

37

Momento en el que Dricella se prueba el zapato de cristal.

36

Se hicieron ocho pares de zaparos de cristal para la película.

38

Detalle del espectacular zapato de cristal diseñado por Sandy Powell y creado en cristal por la firma de lujo Swarovski.

Otro desafío fue el traje nupcial de Cenicienta, pues debía ser sencillo y diferente al que la joven llevó al baile. El resultado final: un vestido inspirado en el estilo de finales del siglo XIX, en organza de seda de manga larga y gran cola, bordado con motivos florales de color en el que estuvieron trabajando 16 personas durante 550 horas para finalizarlo.

Powell eligió un atuendo de estilo militar para el príncipe, con casaca teñida de color celeste para acentuar los ojos de Richard Madden y trenzas plateadas bordadas a mano en Pakistán.

39

A la izquierda, imagen con los actores de la “Cenicienta” en su boda. A la derecha, secuencia de la versión de Disney.

…Y fueron felices para siempre.

Texto: Lola Delgado Pozo
Fotos: Vogue, Vanity Fair, Variety, peliculas.disney.es/cenicienta.


https://retalesdeunidilio.wordpress.com/2015/03/27/cenicienta/

El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)

Anuncios

El lobo de Wall Street

El lobo de Wall StreetEl lobo de Wall Street, dirigida por Martin Scorsese en el año 2013, cuenta en su reparto principal con Leonardo DiCaprio (Jordan Belfort), Jonah Hill (Donnie Azoff) y Margot Robbie (Naomi).

Basada en las memorias del corredor de bolsa Jordan Belfort, cuenta la historia de un joven bróker que, buscando el sueño americano en los años 80, consigue una gran fortuna a base de ambición, destreza en las finanzas y estafa. Una vida llena de éxito, lujo, prostitutas, alcohol y drogas. El ascenso millonario del apodado “lobo de Wall Street” acaba siendo investigado por el FBI, que descubre la trama fraudulenta que había detrás, terminando Belfort condenado por fraude y blanqueo de capital.

Sandy Powell (Cenicienta, Shakespeare in love , El aviador, La joven Victoria) diseñó el vestuario de El lobo de Wall Street, aunque hubo colaboraciones de Giorgio Armani, Lorenzo Caprile y otras firmas para ayudar a recrear el mundo de los yupis de los años 80 y 90 en Nueva York. El estudio de elaboración previo se basó en referencias filmográficas, fotos reales aportadas por el propio Jordan Belfort, revistas masculinas como GQ, así como el archivo de Armani para capturar la evolución de la moda y plasmarlo en la pantalla.

Leonardo DiCaprio lució sólo dos trajes de Armani en la película; el resto, al igual que los de los otros personajes, son obras de la diseñadora Powell, adaptados por Leonard Logsdail, uno de los mejores sastres Nueva York.

El lobo de Wall Street

A la izquierda, boceto de Armani. A la derecha, imagen de Leonardo DiCaprio luciendo el traje sastre de color gris del diseñador.

El lobo de Wall Street

A la izquierda, boceto del diseñador Giorgio Armani para la película “El lobo de Wall Street”. A la derecha, el actor Leonardo DiCaprio con el traje sastre enm color azul marino.

El lobo de Wall Street abarca un período amplio y relativamente reciente: los años 80 y 90. Para percibir la evolución de los personajes y diferenciar tantos trajes de chaqueta, se recurrió a pequeños matices como la paleta de colores y el corte. Jordan Belfort comienza utilizando tonos grises y verdes, hombros anchos, chaquetas amplias y cruzadas. Conforme va ascendiendo en el trabajo, viste de forma impecable con traje sastre de raya diplomática, muy típico de los años 90. A final de esa década, coincidiendo con la caída de Jordan, los tonos se vuelven oscuros y negros.

La intención de Armani era reflejar el carácter del protagonista: chaquetas con hombros pronunciados y solapas grandes, pantalones de pinza con pliegues para parecer más alto y otorgarle unas piernas fuertes; corbatas con motivos geométricos en sus comienzos y con estampados más conservadores en los 90. En definitiva, vistiendo de Armani se recuperó el look emblemático del yupi de Wall Street y que después se convertiría en modelo de éxito.

El lobo de Wall Street

Detalle de las corbatas de Armani con nudo Windsor

El lobo de Wall Street

A la izquierda, boceto de Sandy Powell y a la derecha, DiCaprio con un traje sastre con amplias hombreras: un “look” emblemático del yupi de los años 90.

El lobo de Wall Street

A la izquierda, boceto de la diseñadora Sandy Powell que quiso reflejar el estilo colorista de la moda de la década de los 90. A la derecha, DiCaprio con una chaqueta en color lavanda.

Las líneas exageradas y los colores fuertes marcaron la época de los años 80 hasta prácticamente 1995. Y así como las modas fueron cambiando, también lo hizo el vestuario en la película:

JordanTrajeComienzos

Trajes en tonos verdosos empleados para recrear la vestimenta de finales de los años 80.

Corbataytrajeprincipio

El color gris y las líneas exageradas marcaron la moda de finales de los 80.

Evolucionaños90

Trajes de raya diplomática o estampado de cuadros para los años 90.

La sastrería londinense Savile Row, y la marca de lujo italiana Brioni también visten a los actores:

El lobo de Wall Street

Traje elaborado por el sastre Leonard Logsdail.

El lobo de Wall Street

Brioni firma los trajes del actor Jean Dujardin en “El lobo de Wall Street”.

PolicíaTraje

Powell ideó trajes más tradicionales para los agentes del FBI

Para los momentos de ocio, fuera de la oficina, se opta por ropa más sport como camisas amplias, polos y pantalones informales claros.
e5afe-capturaropasport

b8d51-danysportEl estilismo de Donnie Azoff está marcado por el cambio a través del tiempo. Comienza con pantalones desteñidos y camisas imposibles, polos rosas y tonos pastel que sólo podían existir en los años 90, tirantes color lila, … Un colorido excesivo que muestra el carácter de Azoff.

489e6-bocetoblogdany

Arriba de la imagen, bocetos de Sandy Powell para el personaje de Donnie Azoff. Abajo, escenas donde aparece en “El lobo de Wall Street”.

84b54-danievolucion

Jerseys anudados, tonos rosas y violetas y combinación de diferentes estampados en Donnie Azzof.

El vestuario masculino de El lobo de Wall Street está marcado por corbatas de seda que también muestran una evolución, pasando de estampados geométricos a bordados plateados.

camisarayasi
Jordancorbata
corbatas
JordanColorcamisa

leo

Como muestran las imágenes de arriba, una gran variedad de estampados y colores en las corbatas en “El lobo de Wall Street”

Sandy Powell contó con un gran equipo experimentado que le ayudó a vestir a los extras que encarnaban a los ejecutivos. Algunas prendas se alquilaron, otras, de segunda mano, fueron compradas en tiendas vintage. Los trajes de los ejecutivos también cambian a lo largo de la película, mostrando la imagen perfecta del yupi de Wall Street.

6b21f-extras

Antes de que fueran captados por Belfort (años 80)

2924d-extras2

En el garaje cuando comenzaron con las inversiones.

a883a-extrastrajesycorbatas

Estilo más moderno al alcanzar el éxito.

24ad5-extrasoficina2

La diseñadora de vestuario supo captar muy bien el estilismo típico de los brokers en “El lobo de Wall Street”.

Powell afirmó en una entrevista que lo que más divertido le resultó fue la creación del vestuario femenino de la película. Una colaboración especial fue la del diseñador español Lorenzo Caprile, quien elaboró, en una semana, el vestido de novia que la Señora Belfort luce en su boda, inspirado en algunas fotos antiguas. Con escote corazón, hombros al aire y falda de tul refleja muy bien el estilo la época. Para coserlo, compró un vestido en el Rastro que desmontó, reutilizando algunos materiales como perlas y cristales.

4dfda-bocetoblogboda

Boceto de Caprile y vestido final de Naomi para “El lobo de Wall Street”.

0cc72-bodamujercaprile

Vestido estilo “princesa” diseñado por el español Lorenzo Caprile.

6c997-mujernoviatul

Detalle de la falda de tul del vestido de novia de Naomi, esposa de Jordan Belfort.

La mujer de Jordan Belfort, Naomi, encarna a la típica mujer florero, rodeada de pompa, de los años 90. Vestida con diseños de Versace, Gucci y otras firmas de lujo, y ostentosas joyas de gran tamaño que marcaron una época, su personaje evoluciona a través de la ropa: prendas ceñidas de colores llamativos al principio y tonos oscuros al final.

MujerCuelloHalter

En la imagen, Naomi con vestido ceñido de color azul turquesa y cuello halter.

Mujerverde

Detalle del gran escote trasero del vestido

0f9b3-mujerrosa

Conjunto rosa y zapatos de tacón de aguja

2479d-mujercuellobarcorosai

Detalle del escote barco del jersey de Naomi.

0bd06-mujerversace2

Escena en la que aparece Naomi con un vestido de estampado geométrico de la firma Versace, asociada a la belleza y el lujo.

59d99-mujerversacesport

Vestido de estilo chándal en color negro y ribete blanco de Versace con tirantes dorados. Las cadenas fueron el sello de identidadde la marca italiana en los 90.

09563-mujeryate

Detalle del estampado en un diseño de la misma firma italiana.

bac7a-mujervestidonegro

El personaje femenino sufre un cambio al final del film, variando su vestuario a tonos más oscuros y sobrios, sin perder sensualidad, como en las imágenes, donde aparece Naomi con vestido corto de escote con transparencias

657e3-botas

Detalle de las botas de la firma Gucci.

bf689-capturagafas

Naomi con gafas de la marca Versace

08dd5-versace-earings

Joyas de tamaño XXL muy comunes en la década de los 90.

9cad0-mujerjoyas

Joyas más pequeñas y menos llamativas al finalizar la película. En kla imagen, la protagonista con pendientes negros y ribete dorado.

8c061-mujerfinal

Si algo carazteriza a Naomi es su discrección al final de la película. En la imagen, con pendientes pequeños.

En la época de excesos que se refleja en El Lobo de Wall Street, no pueden faltar piezas icónicas de lencería de los años 90: desde los ligueros y corsés, puestos de moda por Jean Paul Gaultier, que llevan las prostitutas en la película, a los seductores camisones de satén que luce Naomi.

798ae-mujercamison

Escena de “El lobo de Wall Street” donde aparece Naomi con camisón de seda en color negro y bordado beige.

7a191-capturacamison

Detalle del escote bordado del camisón lencero

b1bed-ropainterior

Prostituta con ropa interior y ligueros de la época.

En general, la mujer aparece vestida acorde con una época que marcó un estilo: ropas ochenteras, vestidos estampados y trajes en la oficina.

e2809-bodamadre

Las grandes hombresas se impusieron también en el vestuario de la mujer.

0cf88-bodapadres

Vestidos y Trajes con corte de los años 80

60e1a-capturamujerbotas

Vaqueros de talle alto y cazadora de cuero muy común en la década de los 80.

a7ebf-mujerx

Trajes de ejecutiva de Armani

A lo largo del film se pueden ver prendas para dormir masculinas, como pijamas de seda o la bata con motivos geométricos de Belfort, simbolizando la riqueza en la que se mueven los personajes.
El lobo de Wall Street
El lobo de Wall Street
Era una época de gran prosperidad en Estados Unidos, representada en los complementos que portan los actores. Se emplean firmas asociadas al lujo y glamour: mocasines de Gucci, relojes de la marca suiza Tag-Heuer, gafas Ray Ban e incluso el típico polo de Ralph Lauren.

El lobo de Wall Street

Relojes Tag-Heuer para Jordan Belfort

El lobo de Wall Street

Escenas en las que Donnie Azzof lleva reloj de lujo

Mientras que los relojes suelen pasar desapercibidos en el cine, Scorsese les dotó de protagonismo en una escena, cuando Belfort termina un discurso para motivar las ventas y termina lanzando un reloj de 40.000 dólares a sus empleados. Un juego de oro y tiempo que el director refleja a cámara lenta.
El lobo de Wall Street
Jordan Belfort y Donnie Azzof muestran distintos modelos de gafas de la compañía americana Ray Ban, adaptándose a las distintas épocas en las que se desarrolla la película.

El lobo de Wall Street

Modelo de gafas de la firma Ray Ban en tono marrón

El lobo de Wall Street

Donnie con un modelo de gafas más “retro”

El lobo de Wall Street

El lobo de Wall Street

Mocasines de Gucci con la clásica barra y doble anilla, inspiradas en el bocado ecuestre

El lobo de Wall Street

Los mocasines «horsebite» de Gucci, todo un icono en el calzado del hombre. En la imagen, de color blanco.

El lobo de Wall Street

La firma Nike también está presente en “El lobo de Wall Street”. En la imagen, Jordan Belfort con zapatillas de la marca estadounidense.

El lobo de Wall Street

En la imagen, el actor Leonardo DiCaprio como Jordan Belfort vistiendo polo de la firma Ralph Lauren.

Todo un derroche de riqueza, lujo y ostentación que marcaron un período en la historia más reciente de nuestros días y que, gracias a El lobo de Wall Street, nos ha recordado unas décadas tal vez añoradas.

¿Os gustaría que volviera la moda de los años 90?

Texto: Lola Delgado Pozo

Fotos: Mary Cybulski, Paramount Pictures, Metropolitan FilmExport


https://retalesdeunidilio.wordpress.com/2014/04/22/el-lobo-de-wall-street/

El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)