Archivo de la etiqueta: Jacqueline Durran

El traje de baño, la prenda estrella del verano

9 marilyn otras Hoy comienza el verano, esa estación del año donde suben las temperaturas, se abarrotan las playas, ríos y piscinas y el bañador o bikini se apodera de la silueta femenina. El traje de baño se convierte por antonomasia en la prenda estrella de este período.

En el artículo de hoy descubriremos los orígenes del traje de baño y cómo ha surgido su idilio con el cine.

A principios del siglo XIX las mujeres tenían prohibido bañarse en el mar. Utilizaban las denominadas «seaside clothes» (ropa de costas) para pasear por la playa, nunca para meterse en el agua. Cuando los médicos comienzan a recomendar el ejercicio físico, se inicia el uso de prendas para nadar. En el año1830 surgen los primeros trajes de baño, confeccionados con tejidos pesados.

A mediados del siglo XIX el traje de baño se compone de dos piezas: una túnica de cintura ceñida y un calzón largo debajo; las piernas se cubrían con medias.

22

Fotograma de «Sweeney Todd: el barbero diabólico de la calle Tedd» (2007). La diseñadora Collen Atwood supo reflejar el traje de baño en el Londres victoriano del s.XIX

La evolución del bañador va unida al cambio que experimenta la sociedad en el siglo XX, donde el conjunto de dos piezas se acorta. La mujer comienza a participar en competiciones deportivas y el bañador se transforma. En la primer década de este período se utiliza el mono de algodón y se introducen elementos de moda para aquellas mujeres que visitaban la playa.

En 1920 comienza la industria del baño. La empresa americana Jantzen elabora bañadores de una sola pieza en punto elástico. La tendencia sigue siendo la línea recta en la silueta femenina; las perneras y sobrefaldas desaparecen, el bañador se acorta y aumenta el escote.

Jantzen4

La revolución del bañador se debió a la propuesta de textiles de la Compañía Jantzen

jantzen10

La empresa Jantzen adoptó el eslogan: “El traje que cambió el baño en natación”

En los años 30 y 40 se introducen materiales elásticos que pesan menos y son de secado rápido. Una tendencia fue dejar la espalda descubierta; un tirante sujetaba la prenda al cuello. En estos años era habitual ver a las actrices de Hollywood posando en bañador para promocionar sus películas y la venta de trajes de baño.

0.2

En 1932 la censura en el cine estaba aún vigente, pero en «Tarzán y su hijo» podemos apreciar a la actriz Maureen O’Sullivan, junto a Johnny Weissmüller, con un conjunto de dos piezas que bien podría ser considerado un bañador.

0.1

Detalle de la vestimenta de Maureen O’Sullivan como Jane en «Tarzán y su hijo»

En la década de los 40 y 50 comienza un «boom» en el diseño de bañadores; las firmas de moda empiezan a lanzar colecciones de baño. El nylon de incorpora como nuevo material; los volantes y drapeados son habituales como adorno. Actrices como Grace Kelly o Esther Williams simbolizan el glamour con esta prenda.

1

«Escuela de sirenas» (1944) con Esther Williams

1.1

La diseñadora Irene Sharaff supo reflejar las tendencias de la época en la película «Escuela de sirenas»

1.2

Imagen de «Escuela de sirenas» donde las nadadoras lucían bañadores típicos de la época

1.4

Esther Williams simbolizó el glamour del cine de los años 40. En la imagen, en el film «Juego de pasiones»

1.3

Durante la segunda mitad de la década se puso de moda dejar la espalda al descubierto, como el modelo de bañador que luce Esther Williams en «Juego de pasiones», donde el tirante se ajusta al cuello.

expiacion

El cine más reciente también ha mostrado trajes de baño de otras épocas. En «Expiación, más allá de la pasión» (2007) Keira Knightley lucía un bañador de color blanco diseñado por Jacqueline Durran

19

Ambientada en los años 40, «El diario de Noa» (2004) nos muestra la tendencia de esa década con un diseño muy colorido ideado por Karyn Wagner

3

La actriz Brigit Bardot popularizó el bikini en películas como la francesa «Manina, la chica del bikini» (1952),aunque no se extendió su uso hasta los años 60.

4

«De aquí a la eternidad» (1953) fue una película que causó un gran escándalo en su época por las escenas de Burt Lancaster y Deborah Kerr en la playa. La actriz luce un bañador en color negro de gran escote

4.1

Ambientada la II Guerra Mundial, el diseñador Jean Louis fue nominado al mejor vestuario. En la imagen, detalle de la espalda del bañador.

5

El cine italiano también sucumbió a esta prenda. En la imagen, Sofía Loren en «La ladrona, su padre y el taxista» (1954), con un diseño de Maria De Matteis. La actriz se empezaba a consolidar como símbolo sexual.

6

Grace Kelly en una escena de la película «Atrapa a un ladrón» (1955), con un conjunto de baño en color amarillo diseñado por Edith Head

6.2

Detalle del escote de Grace Kelly en «Atrapa a un ladrón»

A la izquierda, boceto del traje de baño ideado por Helen Rose en «Alta Sociedad» (1956). A la derecha, Grace Kelly luciendo el modelo de bañador.

7

Detalle del bañador que luce Grace Kelly en «Alta Sociedad», su última aparición cinematográfica

8.1

Elizabeth Taylor en una escena de la película «De repente, en el verano» (1959). El diseño de vestuario corrió a cargo de Oliver Messel

8

Otro momento de Liz Taylor en «De repente, el verano», esta vez con un bañador de rayas.

En esta década aparece el bikini. La actriz Brigit Bardot lo popularizó en Francia, aunque no es hasta la década de los 60 cuando se generaliza la moda de esta prenda de baño, dado que en ese período se pretendía exhibir más el cuerpo. La actriz Úrsula Andress revolucionó a la sociedad apareciendo con un bikini en color blanco que animó a las mujeres a lucirlo también, dando la espalda a la prohibición del Papa del uso de esta prenda.

9

Marilyn Monroe también sucumbió a esta prenda de baño. En la imagen aparece en su última e inacabada película, «Something’s got to give» (1962), dirigida por George Cukor y cuyo diseño de vestuario fue de Jean Louis.

10

La actriz Sue Lyon encarnó a una chica sensual en «Lolita» (1962). En la imagen aparece con un bikini diseñado por Gene Coffin

007

Úrsula Andress encarnó a la segunda chica bond en «007 y el Doctor No «(1962). El bikini blanco que luce en la imagen de la izquierda, diseñado por Tessa Welborn, se ha convertido en el más famoso del cine. Cuarenta años después, Halle Berry lució un modelo similar de color naranja en «007, muere otro día» (2002), que podemos ver en la fotografía de la derecha

12

En las películas de James Bond fue habitual ver a las mujeres posando con bikinis de todos los modelos. En la imagen, Claudine Auger en «007 Operación Trueno» (1965) con un bikini de color blanco y negro, diseñado por Anthony Mendleson

13.2

Escena de «La piscina» (1969) con Romy Schneider y Alain Delon. La actriz luce un diseño de bañador de tirantes finos.

13

Detalle del escote en el modelo de bañador que porta Romy Schneider en «La piscina»

13.1
En los años 80 el bañador cobró fuerza y en los 90 resurgió el bañador hecho  a medida. El bikini se popularizó en playas, reduciendo su tamaño y con colores llamativos.

14

Otra escena mítica es la de Bo Dereck en «10, la mujer perfecta» (1979) con este bañador.

angelinaycameron

Dos actrices como Angelina Jolie (imagen de la izquierda) y Cameron Díaz (a la derecha) también han usado bikinis en sus películas. En la foto, Jolie con un diseño de color negro en «Lara Croff Tomb Raider: la cuna de la vida» (2003) y Díaz con otro de color blanco en «Los Ángeles de Charlie, al límite «(2000)

dos madres perfectas 2

«Dos madres perfectas» (2013) es una de las últimas películas donde se muestran bañadores y bikinis. En la imagen, las actrices Naomi Watts y Robin Wright

Capturanohaydossintres

En el film «No hay dos sin tres» (2014) se muestran las últimas tendencias de moda, incluso en la ropa de baño, tal y como aparece en la imagen, con diseños de diferentes colores, como el bikini plateado de la actriz Cameron Díaz.

Actualmente tanto el bañador como el bikini conviven con el triquini. Los diseños son infinitos y las tendencias añaden cortes asimétricos, color, pedrería o detalles metálicos. Pero siempre intentando que la mujer se sienta como un pez en el agua o una sirena en el mar.

Y a vosotros, qué os gusta más, ¿bañador o bikini?

Texto: Lola Delgado Pozo

Fotos: filmaffinity, pinterest, labutaca.net


https://retalesdeunidilio.wordpress.com/2014/06/21/el-traje-de-bano-la-prenda-estrella-del-verano/

El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)

Expiación

Retales-Expiacion-0
El cine nos ha dejado vestidos inolvidables, piezas convertidas en icónicas con el paso del tiempo; muchas de ellas, incluso, han llegado a ser más conocidas por el público que las películas en las que aparecían.

Uno de los trajes que ya ocupa un lugar en la historia del celuloide es el que la actriz Keira Knightley lució en Expiación: más allá de la pasión (2007). La prenda fue elegida, según una encuesta realizada por el canal de televisión Sky Movies y la edición británica de la revista In Style, como el mejor vestido de todos los tiempos.

Expiación es una adaptación cinematográfica de la novela del mismo título del escritor Ian McEwan, protagonizada por James McAvoy (Robbie Turner) y Keira Knightley (Cecilia Tallis) y basada en la novela del escritor Ian McEwan. Las secuencias en las que aparece el famoso vestido verde tienen lugar en una calurosa noche de verano en 1935, en la campiña británica.

La trama de la película se divide en tres partes, cada una de ellas diferenciada mediante la paleta de colores y la fotografía. Los departamentos artísticos trabajaron conjuntamente e investigaron cuidadosamente cada período para lograr armonía visual y continuidad en la pantalla.

El trabajo de los departamentos fue coordinado. El vestuario de color vibrante, diseñado por Jacqueline Durran, contrasta con los tonos tenues de la decoración elegidos por el equipo de diseño de producción.

El trabajo de los departamentos fue coordinado. El vestuario de color vibrante, diseñado por Jacqueline Durran, contrasta con los tonos tenues de la decoración elegidos por el equipo de diseño de producción.

Fotografías, cuadros y material de archivo de la época sirvieron como fuente de inspiración; la diseñadora Jacqueline Durran recurrió al francés Jacques Henri Lartigue para representar el vestuario de la clase acomodada de los años 30. Vemos también cómo algunas obras pictóricas pudieron influir en la creación del célebre vestido verde.

Retales-Expiacion-2.0

La obra de Jacques Henri Lartigue inspiró a la diseñadora de vestuario. A la izquierda, la modelo Renée Perle fotografiada por el fotógrafo francés. A la derecha, la actriz Keira Knightley, en el papel de Cecilia Tallis, con un atuendo similar.

Retales-Expiacion-2.1

El cuadro “Young Lady with Gloves” (1930), de Tamara de Lempicka (izda.), pudo inspirar a Durran para crear el vestido con movimiento que luce Keira Knightley (dcha) en “Expiación”.

Retales-Expiacion-2.2

La pintura “Juliet, Daughter of Richard H. Fox of Surrey” (1931), de Alfred Lambart, evoca al vestido de color verde esmeralda de la película “Expiación”.

En la novela, Ian McEwan dedica varias páginas a la indecisión de Cecilia en la elección de un atuendo para una cena, en la que verá a su amado, y las sensaciones de la joven con el vestido puesto, tratando a la prenda como un personaje más:

“Arrojó el vestido rosa encima del negro y, pisando desdeñosa las prendas en el suelo, cogió el vestido de fiesta, el verde sin espalda que había estrenado después de los exámenes. Mientras se lo ponía aprobó la caricia firme del corte al bies de la seda de la enagua, y se sintió grácilmente inexpugnable, escurridiza y segura; fue una sirena la que se alzó para recibirla en el espejo de cuerpo entero”.

Ese énfasis narrado en el texto fue expresado en pantalla por Joe Wright, director del filme. El vestido creado por Jacqueline Durran y supervisado por Wright, aunque con algunas diferencias, encaja con las descripciones de la novela, convirtiéndose en una pieza crucial para la trama.

La diseñadora creó un elegante vestido color verde esmeralda que acentúa la feminidad y la seducción de Cecilia, a la vez que se mimetiza con el idílico paraje y evidencia la clase social y la riqueza de la protagonista. Durran adquirió un tejido liviano de color blanco a un mayorista en Inglaterra para poder hacer duplicados y experimentar con las formas. Para conseguir el tono exacto, tras recorrer infinidad de tiendas de tela, encontraron tres tejidos de diferente calidad (dos transparentes y uno sólido) con los que se obtenía la intensidad y el brillo del verde que necesitaban. Finalmente, enviaron más de noventa metros de seda blanca a un maestro tintorero de Londres que logró teñir el tejido con la mezcla de las tres muestras verdes.

Boceto de Jacqueline Durran y la actriz Keira Knightley como Cecilia Tallis en “Expiación” (imagen central y dcha.). La elegancia del diseño debía reflejar que la joven pertenecía a una familia adinerada.

Boceto de Jacqueline Durran y la actriz Keira Knightley como Cecilia Tallis en “Expiación” (imagen central y dcha.). La elegancia del diseño debía reflejar que la joven pertenecía a una familia adinerada.

Retales-Expiacion-4

El vestido verde de Cecilia (Keira Knightley) en “Expiación” se mimetiza con el estanque de la fabulosa residencia de la familia Tallis, en Surrey.

Retales-Expiacion-4.1

El tono esmeralda, asociado a la piedra preciosa, evidencia la aristocracia de la protagonista de “Expiación”.

El modelo no tiene una estructura única: está separada por dos piezas, una blusa y una falda, que evocan los trajes de la época, como los ideados por la francesa Madeleine Vionnet. El satén de seda, además de dar un aspecto lujoso al atuendo, aporta fluidez de movimiento; era un tejido tan frágil que tuvieron que confeccionarse diez corpiños y cuatro faldas para rodar las secuencias de la película.

Diseños de alta costura creados por Madeleine Vionnet en los años 30, quien dominó la técnica del corte al bies.

Diseños de alta costura creados por Madeleine Vionnet en los años 30, quien dominó la técnica del corte al bies.

Como comentaba anteriormente, el vestido verde es una pieza clave en la cinta: aparece en un momento en el que la vida de la protagonista cambia por completo, dando un giro a la trama, sirviendo como atracción para encender la pasión en la pareja. Durran acentúa la sensación de semi-desnudez de Cecilia modificando el cuello halter de la novela por unos finos tirantes en la espalda de la blusa. La diseñadora conocía la intención del director de rodar numerosas secuencias desde atrás, de manera que la espalda es la parte más significativa. Para el escote delantero, apostó por un sencillo detalle en forma de lazo, realizado con la técnica del láser, con un patrón de pequeños agujeros en lugar de cuentas (abalorios) con el fin de crear sensación de ligereza al situarse al acción en el día más caluroso del año.

Retales-Expiacion-5

Los sugerentes tirantes de la blusa realzan la sensualidad de Cecilia Tallis en «Expiación».

Retales-Expiacion-5.1

Imagen de las perforaciones cortadas con láser, trabajo realizado por el diseñador Jo Van Schuppen para “Expiación”.

Retales-Expiacion-5.2

Imagen de la célebre secuencia de la biblioteca en la que se aprecia la parte trasera del vestido verde creado por Jacqueline Durran.

La falda, cortada al bies, permitiendo el movimiento a través de una abertura frontal, parece desaparecer en el instante que Cecilia levanta la rodilla en la escena sexual con Robbie. Jacqueline Durran recalcó en una entrevista la importancia de la ranura, que le da a la protagonista una apariencia de saltamontes, sirviendo como imagen aterradora para Briony, hermana de Cecilia, cuando descubre a la pareja en la biblioteca. La sencillez aparente de la falda se rompe con el complejo plisado de la parte trasera y un nudo delantero, símbolo de la virginidad de la joven.

La falda del vestido tenía aberturas diferentes según el plano y los movimientos de la actriz en la escena de la biblioteca

La falda del vestido tenía aberturas diferentes según el plano y los movimientos de la actriz en la escena de la biblioteca.

Al igual que el vestido, las joyas que complementan el atuendo están llenas de significado. Cecilia Tallis luce en el pelo un pequeño pasador, vital para la película en el momento que cae al suelo; la horquilla se compone de un pequeño diamante, cuya forma de estrella refleja lo inalcanzable que es la joven para Robbie. Un brazalete Art Deco de Chanel completa el estilismo de la joven aristócrata.

Retales-Expiacion-7

La actriz Keira Knightley como Cecilia Tallis luciendo uno de los pasadores de Chanel en «Expiación».

Retales-Expiacion-7.1

Secuencia en la uno de los pasadores de Cecilia Tallis cae al suelo. La pequeña horquilla en forma de estrella es de Chanel.

Momento en el que Cecilia Tallis y Robbie Turner se dan la mano. La joven luce un brazalete de Chanel.

Momento en el que Cecilia Tallis y Robbie Turner se dan la mano. La joven luce una pieza de Chanel realizada en oro blanco con diamantes.

Retales-Expiacion-7.2

Primera imagen, pasador de Chanel realizado en oro blanco de 18 quilates con un diamante en forma de estrella. A la derecha, brazalete “Cosmos”, de diseño Art Deco de la firma francesa.

Lo que comenzó siendo un sutil vestido en Expiación, más allá de la pasión, terminó teniendo su propio protagonismo, convirtiéndose en el mejor vestido de la historia del cine.

¿Encontraremos algún día otro que lo releve del puesto?

Texto: Lola Delgado Pozo (Ùltima actualización: 15 de agosto de 2016)
Fotos: fotogramas de la película, jovanschuppen.tumblr.com, tamara-de-lempicka.org, theredlist.com, artuk.org


https://retalesdeunidilio.wordpress.com/2014/03/18/expiacion-y-el-vestido-mas-aclamado

El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)
Safe Creative #1608158868498