Archivo de la etiqueta: Gustav Klimt

Drácula, de Bram Stoker

Cartel Película Drácula de Bram StokerFrancis Ford Coppola siempre sintió fascinación por el cine de terror. Siendo un niño, ojeando el nombre de Drácula en la Enciclopedia Británica, descubrió fascinado que tras la figura de Vlad el Empalador se encontraba un hombre real, muy alejado de la imagen que el celuloide había concebido.

En el año 1992, Coppola rueda la cinta Drácula, de Bram Stoker, en la que, por primera vez (en 2014 se presentó Drácula: la leyenda jamás contada), se retrataba la historia de amor narrada en la novela, mostrando además de al Drácula histórico, a un Drácula humano, atormentado por amor.

Para el vestuario, Coppola confió en la diseñadora gráfica Eiko Ishioka, que ya había colaborado con el cineasta realizando los carteles de Apocalypse Now. Curiosamente, Ishioka nunca había visto una película sobre Drácula, motivo que no le impidió recrear una ambientación victoriana con fuertes componentes bizantinos para la película.

Siendo Ishioka principalmente ilustradora, no es extraño encontrar en Drácula de Bram Stoker gran influencia artística en toda la vestimenta: pintores como Klimt, en la creación de piezas cargadas de simbolismo en Drácula ; James Jacques Tissot, célebre por retratar la vida la vida social de la época victoriana, para vestir a la dulce Mina; o pintores prerrafaelitas para representar a la insinuante Lucy.

Aquí os dejo el enlace de mi nueva colaboración para la revista Moon Magazine, Drácula de Bram Stoker: el terror convertido en arte, con la que podréis deleitaros a través de un denso y exquisito diseño de vestuario.

http://www.moonmagazine.info/dracula-de-bram-stoker-el-terror-convertido-en-arte/

 

 

Anuncio publicitario

La pintura en el cine: la musa del diseñador de vestuario

Fotograma de la película «La dama de oro» fusionado con el «Retrato de Adele Bloch-Baue I» del pintor Gustav Klimt.

Los grandes artistas de la historia han tenido siempre en sus musas una verdadera fuente de inspiración. Dalí, Picasso, Rosseti o Andy Warhol, por poner un ejemplo, quedaron fascinados por mujeres como Gala, Lee Miller, Jane Morris y Marilyn Monroe, respectivamente.

Algunas fueron conocidas en los círculos intelectuales de su época; otras, damas de la alta sociedad e incluso jóvenes anónimas cuya belleza ha quedado inmortalizada en los trazos de los que hoy son considerados célebres pintores.

Para mi colaboración del mes de agosto en la revista cultural Moon Magazine ideé un artículo más liviano que los habituales. Son cuantiosos los trajes que han quedado en nuestra retina tras ver una película, algunos creados a partir de una obra pictórica. Por ese motivo, creí que sería interesante conocer el trabajo que realizan los diseñadores de vestuario en el cine y mostrarlo como si estuviera expuesto en una sala de museo o galería de arte.

Aquí podréis disfrutar de la fusión entre arte y cine: http://www.moonmagazine.info/la-pintura-en-el-cine-la-musa-del-disenador-de-vestuario/