Archivo de la etiqueta: Burberry

Prendas de la firma británica en el cine

Desayuno con diamantes

Retales-Desayuno-Diamantes 0

Cartel ilustrado por Robert McGinnis

“Estoy loca por Tiffany…nada malo podría ocurrirme allí(Holly Golightly).

La ciudad de Nueva York despierta y un taxi se detiene en la Quinta Avenida. De él baja una mujer con un elegante vestido negro. Como cada mañana, ella se acerca al escaparate de la joyería Tiffany y lo contempla mientras desayuna un croissant con café. De esta forma da comienzo Desayuno con diamantes (1961), una de las películas más emblemáticas del cine.

Blake Edwards dirigió de forma libre la novela de Truman Capote, contando con Audrey Hepburn y George Peppard para encarnar a los personajes principales. Hepburn interpreta a la joven y extravagante Holly Golightly, que vive con su gato en un apartamento de Nueva York, subsistiendo del dinero que le dejan los hombres. Un día, el escritor Paul Varjak (Peppard) se muda al mismo edificio y ambos entablan una amistad.

Probablemente, uno de los aspectos más célebres de la película Desayuno con diamantes sea el vestuario que Hubert de Givenchy creó para Audrey Hepburn. Aunque Edith Head (La ventana indiscreta, Los pájaros) aparece en los títulos de crédito como supervisora del vestuario, el diseñador de moda francés – que ya había vestido a Hepburn en Sabrina– encumbra a Holly al olimpo de la elegancia.

Holly Golightly, cuyo nombre real es Lula Mae Barnes, es una chica de origen humilde que huyó de su pueblo para buscar el sueño americano en la ciudad de Nueva York. Aunque su ambición la lleva a estar con hombres ricos y mayores que ella, Holly es un alma solitaria. La soledad y la apariencia de una vida lujosa se muestran desde la primera escena en la que baja de un taxi ataviada con un vestido largo de satén negro.

En el traje, de corte sencillo, destaca el reverso con una apertura en forma de media luna y el gran collar de perlas que pende sobre la espalda, representando un lastre sobre ella. El diseño original fue creado con una apertura lateral en la falda (como aparece en el cartel de la película), pero Edith Head no lo vio apropiado para el personaje y fue rediseñado. El color elegido también es significativo: en una época donde predominaban los estampados florales y colores vivos, representa el vacío que siente la protagonista y su condición de “mantenida”. Holly luce en varias ocasiones este vestido, del que se hicieron tres copias, combinándolo con diferentes accesorios simulando ser otro traje. Para la escena de apertura de “Desayuno con diamantes”, el estilismo se completa con guantes largos, bolso de color negro, chal blanco y gafas oscuras grandes.

Retales-Desayuno-Diamantes 1

El vestido de apertura de Audrey Hepburn en “Desayuno con diamantes”, con silueta recta que rompe con el “new look” de Christian Dior de la década de los años 50.

Retales-Desayuno-Diamantes 2

Detalle de la parte trasera del vestido que lució Audrey Hepburn en “Desayuno con diamantes”, creado por Givenchy, y del gran collar de perlas que cae sobre su espalda.

Retales-Desayuno-Diamantes 3

A la izquierda, bosquejo de Hubert de Givenchy. A la derecha, Audrey Hepburn con el diseño que fue modificado para la película.

Retales-Desayuno-Diamantes 4

Una diadema en el pelo, gafas grandes de sol y guantes largos completan el look de Holly en la primera escena de “Desayuno con diamantes”.

La vida de Holly evoca a la naturaleza de un gato: independiente y solitaria, sin apego a nadie, duerme durante el día y sale de noche para acudir a fiestas y “cazar” a algún millonario. El vestuario elegante y sofisticado es una armadura que emplea para fingir una vida que desea a toda costa. En la escena donde conoce a su nuevo vecino, Paul Varjak, y en su segundo encuentro con el escritor, Holly se desprende de su coraza y opta por prendas cómodas y de color blanco.

Retales-Desayuno-Diamantes 5

Escena donde Holly conoce a Paul, su nuevo vecino. Ella porta una camisa de color blanco a modo de camisón ideada por Edith Head.

Retales-Desayuno-Diamantes 6

Detalle del camisa de Holly, probablemente perteneciente a uno de tantos hombres que la joven conoce en las fiestas a las que asiste.

Retales-Desayuno-Diamantes 7

Cuando Holly escapa de su apartamento por la escalera de incendios, se quita el vestido negro y elige un albornoz de color blanco, una forma de liberación para la protagonista.

Holly desprende sofisticación y elegancia donde quiera que vaya, y su excentricidad se revela en los grandes y llamativos sombreros que luce. El segundo vestido de Givenchy que porta en la película es un diseño de color negro con cuello redondo, cinturón con lazo – remarcando la delgadez del personaje – y plumas en la parte baja de la falda. En las secuencias donde visita la cárcel de Sing Sing lo combina con una pamela negra y gran lazo de color crema; en el momento del encuentro con su exmarido, Doc, opta por un broche en el escote y un llamativo sombrero.

Retales-Desayuno-Diamantes 8

Escena donde Holly luce otro de los diseños de Givenchy en “Desayuno con diamantes”. Lo conjunta con una gran pamela, guantes, bolso y zapatos de piel de cocodrilo.

Retales-Desayuno-Diamantes 9

A la izquierda, boceto de Edith Head. En el centro, Audrey Hepburn posa con el vestido de Givenchy y una gran pamela. A la derecha la actriz combina el mismo vestido con gorro casquete, con pompón blanco y plumas negras en la parte delantera.

Retales-Desayuno-Diamantes 11

Si Holly ocultaba sus ojos con un antifaz durante la noche, por el día esconde la mirada tras unas gafas de sol de la firma “Oliver Goldsmith”. Otra manera de camuflar su tristeza.

Retales-Desayuno-Diamantes 10

Escena donde Holly visita al preso Sally Tomato para recibir mensajes codificados. La protagonista, con su gran sombrero, destaca entre los demás individuos.

Retales-Desayuno-Diamantes 12

Momento en el que se reencuentra con su exmarido luciendo el mismo diseño y al que le añade un broche y un sombrero diferente.

Retales-Desayuno-Diamantes 13

En una de las fiestas que Holly organiza en su apartamento luce también el vestido de seda de Givenchy con un gran collar en tonos negros, azules y blancos.

Retales-Desayuno-Diamantes 14

En la fiesta del apartamento, todas las invitadas iban ataviadas con vestidos coloridos, pues el negro se admitía sólo para la noche. Holly destaca por ser la única mujer que viste de este color, adelantándose a su época.

En varias ocasiones Holly se desprende de los vestidos sobrios y se convierte en la inocente e insegura Lula Mae Barnes del pasado. Es entonces cuando su vestuario se torna cómodo y colorido, sin perder la elegancia innata que irradia la actriz Audrey Hepburn. Como prendas de abrigo, muy codiciadas en esa época, destacan una clásica gabardina de color beige y un abrigo de lana naranja, un tono muy otoñal.

Retales-Desayuno-Diamantes 15

Boceto de Edith Head y, a la derecha, la mítica escena donde la actriz Audrey Hepburn canta “Moon River”, ataviada con una sudadera gris, pantalones vaqueros, bailarinas negras y un turbante en la cabeza.

Retales-Desayuno-Diamantes 16

En la imagen, Holly con pañuelo color crema cubriendo su cabeza, denotando inseguridad e indecisión del personaje.

Retales-Desayuno-Diamantes 17

El color naranja tiene un significado liberalizador, por eso lo emplea en la bata que luce cuando su vecino Paul la visita al apartamento.

Retales-Desayuno-Diamantes 18

Las mangas remangadas de Holly simbolizan la comodidad y seguridad que siente junto a Paul, mostrándose tal y como ella es.

Retales-Desayuno-Diamantes 19

El naranja expresa alegría y Holly opta por un abrigo de este color para divertirse con Paul por Nueva York. En la imagen, secuencia donde se aprecia la prenda que diseñó Givenchy, de cierre cruzado con doble botonadura.

Retales-Desayuno-Diamantes 20

Detalle del cuello chimenea del abrigo y sombrero redondo de pelo marrón que aporta refinamiento al conjunto.

Retales-Desayuno-Diamantes 21

Detalle del medio cinturón anudado en la parte trasera del abrigo.

Retales-Desayuno-Diamantes 22

Único y breve instante donde se distingue el vestido que luce debajo del abrigo.

Givenchy creó un maravilloso diseño en seda de color rosa para unas de las escenas más dramáticas de “Desayuno con diamantes”: la noticia de la pérdida de su hermano. El vestido de cóctel, con cintura ceñida por un cinturón de lazo y amplia falda representa la inocencia y delicadeza del personaje. El vestido iba conjuntado con un abrigo sencillo de media manga del mismo color.

Retales-Desayuno-Diamantes 23

Cuando Holly regresa a su apartamento junto a José, con el que quiere emprender una nueva vida, rompe con su estilo anterior eligiendo un vestido de color rosa intenso.

Retales-Desayuno-Diamantes 24

A la izquierda, boceto del diseño creado por Humbert de Givenchy para “Desayuno con diamantes”. A la derecha, la actriz Audrey Hepburn en una fotografía promocional del filme.

Retales-Desayuno-Diamantes 25

Aplicaciones en forma de abanico adornan el vestido creado por Givenchy.

En el momento que Holly invita a Paul a su casa, ella está comprometida con el brasileño José, pero aún siente confusión e inseguridad ante su futuro. Un suéter beige y unos pantalones de color negro muestran la transición del personaje de niña a mujer. Pero su sueño se rompe cuando es arrestada por sus filtraciones en la cárcel de Sing Sing y José la abandona. Dentro del taxi se cambia de nuevo con su armadura en forma de vestido negro, manifestando abiertamente que no sabe quién es y Paul le declara de nuevo su amor.

Retales-Desayuno-Diamantes 26

En la década de los 60, las mujeres comenzaron a llevar pantalones. Una muestra de que “Desayuno con diamantes” fue una película adelantada para su época en cuestión de moda.

Retales-Desayuno-Diamantes 27

Detalle del cuello chimenea en el jersey de Holly en “Desayuno con diamantes”

Retales-Desayuno-Diamantes 28

La gabardina de la casa británica “Burberry” es la prenda con la que finaliza una de las escenas más memorables del cine.

Desayuno con diamantes ha conseguido hacer historia en el cine por su visión de la moda con un vestuario sofisticado y atemporal.

Texto: Lola Delgado Pozo
Bocetos: Pinterest, christies.com, Museo del traje
Fotos: película “Desayuno con diamantes”, classiqme, pinterest


https://retalesdeunidilio.wordpress.com/2015/05/04/desayuno-con-diamantes/

El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)

Anuncios

La gabardina, prenda fetiche del cine

La gabardina, prenda fetiche del cineHoy quería dedicar mi artículo a una prenda, ejemplo de idilio entre el cine y la moda: la gabardina. Las palabras con las que la definió la actriz Marlene Dietrich, “enigmática, independiente, con una compleja y fascinante personalidad”, resumen el papel que jugó en el cine, para convertirse en prenda fetiche dentro del celuloide. La gabardina surge primero como tejido en 1880, cuando Thomas Burberry inventa una tela impermeable y resistente para la ropa, adaptándola en 1914 al diseño de los uniformes militares británicos. Este uso militar es el que hizo que a esta prenda se la conozca como trench coat o abrigo de trinchera. Los oficiales del ejército convirtieron a esta prenda en popular, utilizándola incluso cuando estaban fuera de servicio. El diseño de la Primera Guerra Mundial y su color beige siguen siendo actuales: amplias solapas, tira en los hombros, cinturón con cierre de acero y botonadura cruzada. En la Segunda Guerra Mundial se hizo tan conocido su uso que soldados de otros países lo empezaron a vestir.

La gabardina, prenda fetiche del cine

Burberrys confeccionaba ropa para actividades al aire libre

La gabardina, prenda fetiche del cine

Diseño de gabardina como uniforme militar

La gabardina, prenda fetiche del cine La gabardina, prenda fetiche del cineDurante los años 40 la prenda se popularizo en las películas de espías y detectives. Humphrey Bogart se convirtió en un icono gracias a papeles como El Halcón Maltés o Tener y no tener donde se enfundaba en una gabardina. Quizá Casablanca, dirigida por Michael Curtiz en 1942 y protagonizada por Bogart e Ingrid Bergman, es la película que más asociamos con esta prenda, dando lugar a una de las escenas más míticas del cine clásico. Orry- Kelly fue la encargada de vestuario de la película, aunque el personaje de Rick Blaine viste una gabardina de la marca Burberry. Desayuno con diamantes, inspirada en la novela de Truman Capote y dirigida por Blake Edwards en 1961, tiene uno de los finales más románticos que se recuerdan dentro de su género cinematográfico. Audrey Hepburn y George Peppard desafían a la lluvia con gabardinas en la última secuencia de la película. El personaje de Molly, con trench de Burberry, le daba feminidad a esta prenda, utilizada sobre todo por el género masculino.

La gabardina, prenda fetiche del cine

Audrey Hepburn con gabardina de Burberrys en “Desayuno con diamantes”

La gabardina, prenda fetiche del cine Alfred Hitchcock emplea la gabardina en sus películas como el perfecto símbolo para reforzar el suspense y la personalidad de sus personajes en Crimen Perfecto, Rebeca, Cortina Rasgada,…

La gabardina, prenda fetiche del cine

Julie Andrews y Paul Newman en Cortina Rasgada

Meryl Streep, en Kramer contra Kramer (1979) luce una de Burberry. La diseñadora Ruth Morley mezcló colores como el beige y marrón en el vestuario para representar el otoño en Nueva York, donde se desarrolla la historia. Dustin Hoffman protagonista masculino de la película, lleva igualmente, en algunas escenas, un trench de color beige.

La gabardina, prenda fetiche del cine

Meryl Streep en Kramer vs Kramer

En el cine ha sido una de las prendas fetiches de cualquier agente secreto, detective o asesino. Desde Alain Delon en El silencio de un Hombre, Michael Caen como Herry Palmer, Sherlock Holmes, Dick Tracy, el Inspector Clouseau en La Pantera Rosa o Colombo (con una gabardina de la marca española Cortefiel), en televisión.

La gabardina, prenda fetiche del cine

Peter Sellers interpretando al Inspector Jefe Clouseau en la Pantera Rosa

La gabardina, prenda fetiche del cine

Inspector Gadget basada en la serie de dibujos animados

La gabardina, prenda fetiche del cine

Morgan Freeman como teniente Somerset en Seven

Dick Tracy nació en las viñetas del cómic en 1931, y se llevó a la gran pantalla en 1937. En 1990 Warren Beatty se enfunda la gabardina amarilla que define a este detective. Milena Canonero (El gran hotel Budapest) fue nominada al Oscar en la categoría de mejor diseño de vestuario por esta película.

La gabardina, prenda fetiche del cine

Warren Beatty

La encontramos reeditada en el cine de ciencia ficción. La diseñadora Kym Barret hizo que esta prenda en color negro se convirtiera en un fenómeno de la saga de Matrix con una estética futurista.

La gabardina, prenda fetiche del cine

Keanu Reeves en The Matrix

La gabardina, prenda fetiche del cine

Diseño de color negro en “El Cuervo”

La gabardina al servicio de la trama, forjando personajes, formando parte de finales románticos. Una prenda que posee un lugar importante en el cine.

La gabardina, prenda fetiche del cine

Escena final de “Cuatro bodas y un funeral”

Texto: Lola Delgado Pozo
Fotos: Corbis, Getty Images, Warner Bros.


https://retalesdeunidilio.wordpress.com/2014/04/01/la-gabardina-prenda-fetiche-del-cine/ El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)