Archivo de la etiqueta: Años 60

Diseño de vestuario de cine inspirado en la década de los años 60

Desayuno con diamantes

Retales-Desayuno-Diamantes 0

Cartel ilustrado por Robert McGinnis

«Estoy loca por Tiffany…nada malo podría ocurrirme allí» (Holly Golightly).

La ciudad de Nueva York despierta y un taxi se detiene en la Quinta Avenida. De él baja una mujer con un elegante vestido negro. Como cada mañana, ella se acerca al escaparate de la joyería Tiffany y lo contempla mientras desayuna un croissant con café. De esta forma da comienzo Desayuno con diamantes (1961), una de las películas más emblemáticas del cine.

Blake Edwards dirigió de forma libre la novela de Truman Capote, contando con Audrey Hepburn y George Peppard para encarnar a los personajes principales. Hepburn interpreta a la joven y extravagante Holly Golightly, que vive con su gato en un apartamento de Nueva York, subsistiendo del dinero que le dejan los hombres. Un día, el escritor Paul Varjak (Peppard) se muda al mismo edificio y ambos entablan una amistad.

Probablemente, uno de los aspectos más célebres de la película Desayuno con diamantes sea el vestuario que Hubert de Givenchy creó para Audrey Hepburn. Aunque Edith Head (La ventana indiscreta, Los pájaros) aparece en los títulos de crédito como supervisora del vestuario, el diseñador de moda francés – que ya había vestido a Hepburn en Sabrina– encumbra a Holly al olimpo de la elegancia.

Holly Golightly, cuyo nombre real es Lula Mae Barnes, es una chica de origen humilde que huyó de su pueblo para buscar el sueño americano en la ciudad de Nueva York. Aunque su ambición la lleva a estar con hombres ricos y mayores que ella, Holly es un alma solitaria. La soledad y la apariencia de una vida lujosa se muestran desde la primera escena en la que baja de un taxi ataviada con un vestido largo de satén negro.

En el traje, de corte sencillo, destaca el reverso con una apertura en forma de media luna y el gran collar de perlas que pende sobre la espalda, representando un lastre sobre ella. El diseño original fue creado con una apertura lateral en la falda (como aparece en el cartel de la película), pero Edith Head no lo vio apropiado para el personaje y fue rediseñado. El color elegido también es significativo: en una época donde predominaban los estampados florales y colores vivos, representa el vacío que siente la protagonista y su condición de «mantenida». Holly luce en varias ocasiones este vestido, del que se hicieron tres copias, combinándolo con diferentes accesorios simulando ser otro traje. Para la escena de apertura de «Desayuno con diamantes», el estilismo se completa con guantes largos, bolso de color negro, chal blanco y gafas oscuras grandes.

Retales-Desayuno-Diamantes 1

El vestido de apertura de Audrey Hepburn en «Desayuno con diamantes», con silueta recta que rompe con el «new look» de Christian Dior de la década de los años 50.

Retales-Desayuno-Diamantes 2

Detalle de la parte trasera del vestido que lució Audrey Hepburn en «Desayuno con diamantes», creado por Givenchy, y del gran collar de perlas que cae sobre su espalda.

Retales-Desayuno-Diamantes 3

A la izquierda, bosquejo de Hubert de Givenchy. A la derecha, Audrey Hepburn con el diseño que fue modificado para la película.

Retales-Desayuno-Diamantes 4

Una diadema en el pelo, gafas grandes de sol y guantes largos completan el look de Holly en la primera escena de «Desayuno con diamantes».

La vida de Holly evoca a la naturaleza de un gato: independiente y solitaria, sin apego a nadie, duerme durante el día y sale de noche para acudir a fiestas y «cazar» a algún millonario. El vestuario elegante y sofisticado es una armadura que emplea para fingir una vida que desea a toda costa. En la escena donde conoce a su nuevo vecino, Paul Varjak, y en su segundo encuentro con el escritor, Holly se desprende de su coraza y opta por prendas cómodas y de color blanco.

Retales-Desayuno-Diamantes 5

Escena donde Holly conoce a Paul, su nuevo vecino. Ella porta una camisa de color blanco a modo de camisón ideada por Edith Head.

Retales-Desayuno-Diamantes 6

Detalle del camisa de Holly, probablemente perteneciente a uno de tantos hombres que la joven conoce en las fiestas a las que asiste.

Retales-Desayuno-Diamantes 7

Cuando Holly escapa de su apartamento por la escalera de incendios, se quita el vestido negro y elige un albornoz de color blanco, una forma de liberación para la protagonista.

Holly desprende sofisticación y elegancia donde quiera que vaya, y su excentricidad se revela en los grandes y llamativos sombreros que luce. El segundo vestido de Givenchy que porta en la película es un diseño de color negro con cuello redondo, cinturón con lazo – remarcando la delgadez del personaje – y plumas en la parte baja de la falda. En las secuencias donde visita la cárcel de Sing Sing lo combina con una pamela negra y gran lazo de color crema; en el momento del encuentro con su exmarido, Doc, opta por un broche en el escote y un llamativo sombrero.

Retales-Desayuno-Diamantes 8

Escena donde Holly luce otro de los diseños de Givenchy en «Desayuno con diamantes». Lo conjunta con una gran pamela, guantes, bolso y zapatos de piel de cocodrilo.

Retales-Desayuno-Diamantes 9

A la izquierda, boceto de Edith Head. En el centro, Audrey Hepburn posa con el vestido de Givenchy y una gran pamela. A la derecha la actriz combina el mismo vestido con gorro casquete, con pompón blanco y plumas negras en la parte delantera.

Retales-Desayuno-Diamantes 11

Si Holly ocultaba sus ojos con un antifaz durante la noche, por el día esconde la mirada tras unas gafas de sol de la firma «Oliver Goldsmith». Otra manera de camuflar su tristeza.

Retales-Desayuno-Diamantes 10

Escena donde Holly visita al preso Sally Tomato para recibir mensajes codificados. La protagonista, con su gran sombrero, destaca entre los demás individuos.

Retales-Desayuno-Diamantes 12

Momento en el que se reencuentra con su exmarido luciendo el mismo diseño y al que le añade un broche y un sombrero diferente.

Retales-Desayuno-Diamantes 13

En una de las fiestas que Holly organiza en su apartamento luce también el vestido de seda de Givenchy con un gran collar en tonos negros, azules y blancos.

Retales-Desayuno-Diamantes 14

En la fiesta del apartamento, todas las invitadas iban ataviadas con vestidos coloridos, pues el negro se admitía sólo para la noche. Holly destaca por ser la única mujer que viste de este color, adelantándose a su época.

En varias ocasiones Holly se desprende de los vestidos sobrios y se convierte en la inocente e insegura Lula Mae Barnes del pasado. Es entonces cuando su vestuario se torna cómodo y colorido, sin perder la elegancia innata que irradia la actriz Audrey Hepburn. Como prendas de abrigo, muy codiciadas en esa época, destacan una clásica gabardina de color beige y un abrigo de lana naranja, un tono muy otoñal.

Retales-Desayuno-Diamantes 15

Boceto de Edith Head y, a la derecha, la mítica escena donde la actriz Audrey Hepburn canta «Moon River», ataviada con una sudadera gris, pantalones vaqueros, bailarinas negras y un turbante en la cabeza.

Retales-Desayuno-Diamantes 16

En la imagen, Holly con pañuelo color crema cubriendo su cabeza, denotando inseguridad e indecisión del personaje.

Retales-Desayuno-Diamantes 17

El color naranja tiene un significado liberalizador, por eso lo emplea en la bata que luce cuando su vecino Paul la visita al apartamento.

Retales-Desayuno-Diamantes 18

Las mangas remangadas de Holly simbolizan la comodidad y seguridad que siente junto a Paul, mostrándose tal y como ella es.

Retales-Desayuno-Diamantes 19

El naranja expresa alegría y Holly opta por un abrigo de este color para divertirse con Paul por Nueva York. En la imagen, secuencia donde se aprecia la prenda que diseñó Givenchy, de cierre cruzado con doble botonadura.

Retales-Desayuno-Diamantes 20

Detalle del cuello chimenea del abrigo y sombrero redondo de pelo marrón que aporta refinamiento al conjunto.

Retales-Desayuno-Diamantes 21

Detalle del medio cinturón anudado en la parte trasera del abrigo.

Retales-Desayuno-Diamantes 22

Único y breve instante donde se distingue el vestido que luce debajo del abrigo.

Givenchy creó un maravilloso diseño en seda de color rosa para unas de las escenas más dramáticas de «Desayuno con diamantes»: la noticia de la pérdida de su hermano. El vestido de cóctel, con cintura ceñida por un cinturón de lazo y amplia falda representa la inocencia y delicadeza del personaje. El vestido iba conjuntado con un abrigo sencillo de media manga del mismo color.

Retales-Desayuno-Diamantes 23

Cuando Holly regresa a su apartamento junto a José, con el que quiere emprender una nueva vida, rompe con su estilo anterior eligiendo un vestido de color rosa intenso.

Retales-Desayuno-Diamantes 24

A la izquierda, boceto del diseño creado por Humbert de Givenchy para «Desayuno con diamantes». A la derecha, la actriz Audrey Hepburn en una fotografía promocional del filme.

Retales-Desayuno-Diamantes 25

Aplicaciones en forma de abanico adornan el vestido creado por Givenchy.

En el momento que Holly invita a Paul a su casa, ella está comprometida con el brasileño José, pero aún siente confusión e inseguridad ante su futuro. Un suéter beige y unos pantalones de color negro muestran la transición del personaje de niña a mujer. Pero su sueño se rompe cuando es arrestada por sus filtraciones en la cárcel de Sing Sing y José la abandona. Dentro del taxi se cambia de nuevo con su armadura en forma de vestido negro, manifestando abiertamente que no sabe quién es y Paul le declara de nuevo su amor.

Retales-Desayuno-Diamantes 26

En la década de los 60, las mujeres comenzaron a llevar pantalones. Una muestra de que «Desayuno con diamantes» fue una película adelantada para su época en cuestión de moda.

Retales-Desayuno-Diamantes 27

Detalle del cuello chimenea en el jersey de Holly en «Desayuno con diamantes»

Retales-Desayuno-Diamantes 28

La gabardina de la casa británica «Burberry» es la prenda con la que finaliza una de las escenas más memorables del cine.

Desayuno con diamantes ha conseguido hacer historia en el cine por su visión de la moda con un vestuario sofisticado y atemporal.

Texto: Lola Delgado Pozo
Bocetos: Pinterest, christies.com, Museo del traje
Fotos: película «Desayuno con diamantes», classiqme, pinterest


https://retalesdeunidilio.wordpress.com/2015/05/04/desayuno-con-diamantes/

El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)

Selma

Cartel_SelmaHay personajes históricos que generan tanta admiración y expectación que son muchos los directores de cine que se han atrevido a llevar a la gran pantalla sus biografías o algún suceso particular de sus vidas: Jorge VI, Nelson Mandela, Gandhi, Malcolm X, …

Hasta ahora nadie se había interesado por la figura de Martin Luther King; ha tenido que trascurrir casi medio siglo desde su asesinato para que una directora como Ava DuVernay cuente en Selma (2014) uno de los episodios más importantes en la vida del líder estadounidense que cambió el rumbo de la historia de los Estados Unidos.

La película recrea la marcha histórica de 1965, encabezada por Luther King, desde Selma (Alabama) hasta Montgomery, atravesando el puente Edmund Pettus, para reivindicar el derecho al voto de la comunidad negra americana. La dura oposición policial dio lugar al denominado «Domingo sangriento«.

Ruth E. Carter, que ya había trabajado en el diseño de vestuario de dramas afroamericanos, como Malcolm X (1992) o Amistad (1997), se enfrentaba con Selma al reto de poder transmitir a través de la ropa la emoción de la película sin perder la autenticidad del período histórico y de la época que se retrata.

0

Portada de «Eyes on the price», documental americano sobre el movimiento de los derechos civiles en Estados Unidos que sirvió como fuente de inspiración para Ruth E. Carter.

Para crear el vestuario del filme, además de leer la biografía de King, Carter se documentó sobre los acontecimientos de la época a través del visionado de fotografías, revistas y vídeos. La colección privada de libros sobre los derechos civiles que la diseñadora tiene en su casa, varios números de la revista Ebony acerca de la marcha de Selma a Montgomery y vídeos como Eyes on Price, fueron la plataforma para comenzar a desarrollar su trabajo en el diseño. La mayor parte de las fotografías de ese período son en blanco y negro, por lo que significó todo un reto elegir los colores y tonos de las prendas para la película.

Selma comienza con Martin Luther KIng preparándose para recibir el premio Nobel de la Paz en Oslo, junto a su esposa Coretta. Mientras ella le ayuda a anudar la corbata, KIng comenta su preocupación de parecer ostentoso con su ropa en un momento donde sus seguidores están luchando por seguir adelante. Pero su esposa lo tranquiliza explicando que es un momento histórico para él. Ruth Carter quiso retratrarlos como símbolo del glamour negro de la época, recreando Luther King elegante y discreto. El diseño de seda en color crema que viste Coretta fue confeccionado desde cero; la parte delantera de pedrería es una pieza añadida de otro vestido.

1

En la imagen, la diseñadora de vestuario Ruth E. Carter junto a los actores de «Selma» que encarnan a Martin Luther King (David Oyelowo) y su esposa Coretta Scott King (Carmen Ejogo).

1.2

Detalle de la parte superior del vestido de Coretta, bordado de pedrería y collar de perlas de los años 60.

1.3

Fotografía de Martin Luther King Jr. con Coretta Scott King vestidos de gala para un evento. Se aprecia el parecido del vestido al que el personaje luce en «Selma».

1.1

Primera imagen, fotografía real de Martin Luther King Jr. del año 1965, en la entrega del premio Nobel de la Paz. Abajo, un fotograma de la película «Selma» donde se observa la recreación en el vestuario tras un arduo proceso de documentación.

Rápidamente, la película muestra a unas niñas bajando la escalera de una iglesia de Birmingham hablando sobre ropa y el peinado de Coretta Scott King. De repente, una bomba explosiona y todo salta en pedazos. Para esta escena, Carter reflejó la pérdida y la belleza destrozada vistiendo a las jóvenes con trajes de algodón y seda de colores brillantes en una época donde la población se arreglaba con su mejor ropa para acudir a la iglesia.

2

Escena donde aparecen unas niñas ataviadas con vestidos típicos de la época con falda de volantes. Carter cuidó el detalle de los complementos: zapatos Mary Jane, guantes de rejilla, medias tupidas, bolso y un rosario en las manos.

A continuación, aparece la activista Annie Lee Cooper, rellenando por enésima vez un formulario de inscripción en el registro para poder votar, derecho que le deniegan. Para este personaje, la diseñadora se inspiró en la vestimenta de las criadas de los años 60.

SELMA

Oprah Winfrey en el papel de Annie Lee Cooper, en el momento del registro para poder votar. Las joyas y broches que aparecen en «Selma» son de Catalina Nash.

3.1

Debido al escaso presupuesto y la gran cantidad de personas que debían vestirse en el filme, Carter optó por emplear piezas claves en los atuendos para ceñirse a la época.

3.2

El vestuario de Annie Lee Cooper está inspirado en sirvientas de los años 60. La imaginó con abrigo de los 50, zapatos cómodos y bolsos grandes.

En Selma, las mujeres tienen un papel destacado porque ellas participaron activamente en los movimientos y manifestaciones que tuvieron lugar durante esos meses. Ruth E. Carter distinguió a los personajes femeninos y su posición socioeconómica a través de la ropa. Para caracterizar a la joven activista Diane Nash, se inspiró en las chicas universitarias de la época.

4

En la primera imagen, fotografía real de Diane Nash. En la segunda, escena de «Selma» donde aparece el personaje con gabardina y vestido color crema.

Amelia Boynton fue otra de las mujeres que lideró el movimiento en Alabama, estando a la cabeza de la manifestación de Selma a Montgomery. Era una señora de clase media, por lo que aparece  vestida de forma más elegante con trajes, chaquetas y guantes.

5

Detalle del bolso de piel de Amelia Boynton en «Selma».

5.1

Amelia Boynton es uno de los personajes femeninos mejor vestidos. Detalle de los guantes de piel en una secuencia de «Selma».

SELMA

A la izquierda, con un sencillo vestido de color negro, Diane Nash. En el centro, portando un collar bicolor de perlas, Amelia Boynton.

Martin Luther King se reúne con el presidente Lyndon Johnson en Washington para hablar sobre el derecho al voto, pues en algunos estados se utilizaban métodos para evitar que la gente de color votara, como pruebas de lectura y escritura o el pago de impuestos.

Los hombres del gobierno, con un atuendo más conservador, lucen trajes de chaqueta en color gris y tonalidades más suaves que contrastan con la paleta empleada en el decorado: rojo, blanco y azul de la bandera americana. Pese a que las corbatas comenzaron a ser más delgadas en los años 60, la diseñadora le dio más anchura a las de los líderes de la presidencia para aparentar que ellos no seguían las tendencias de moda.

7

En la primera fotografía, Luther King reunido con el presidente Johnson. En la segunda imagen, escena de la película «Selma» donde ambos líderes portan trajes de chaqueta.

7.1

Los colores ayudan a diferenciar a los personajes. En la imagen, Lee Calvin White, asesor del presidente Johnson, con traje de color más nítido.

Luther King deja la oficina oval y se dirige a Selma acompañado de un equipo de personas para ver si es un lugar propicio para manifestarse. El equipo de vestuario investigó sobre los tejidos y los patrones de la época y, basándose en fotografías reales de Luther King, confeccionó algunos trajes en lana ligera para el personaje. Era una figura pública y muy célebre, por lo que siempre iba vestido de forma impecable con trajes y corbata. La silueta delgada del actor David Oyelowo se adaptó a la gruesa de Luther King, ensanchando los hombros de las chaquetas y alargando los cuellos de las camisas. Los abrigos largos y sombreros fueron piezas elementales para completar el estilismo de King, prendas de moda en esos años.

8

S e cuidaron todos los detalles en el vestuario; incluso se bordaron algunas prendas con las iniciales de Martin Luther King, tal y como al pastor le gustaba en la vida real. Los trajes en tonos oscuros como el negro o el marrón son los predominantes en el personaje principal de «Selma».

8.1

Otras prendas empleada en la película fueron los abrigos. Luther King portaba abrigos largos en sus apariciones públicas. En la primera instantánea, discurso del pastor a manifestantes en Selma. Abajo, escena de la película donde el protagonista luce un abrigo de color negro.

8.3

En el visionado de fotografías de Luther King, Ruth Carter se dio cuenta de que el reverendo solía llevar abrigo largo abotonado encima de los trajes, una prenda que también se aprecia en el personaje de «Selma».

e

El equipo de vestuario adaptó la silueta de Oyelowo al personaje: los cuellos de las camisas se alargaron para crear la sensación de un cuello más grueso. En las imágenes, Luther King delante de 25.000 manifestantes en Montgomery (Alabama), el 25 de marzo de 1965, y un fotograma de «Selma».

8

En la primera imagen, Luther King y sus hombres con sombreros de fieltro. Abajo, primer plano del actor David Oyelowo, en su papel del líder del movimiento pacifista estadounidense, con un sombrero similar.

Hay instantes en Selma que muestran aspectos personales y de la vida familar de Luther King donde se le retrata de forma más relajada, vistiendo de forma sencilla, con camisas sin corbatas y prendas más cómodas. Su mujer, Coretta, es la mejor vestida de la película: la mayor parte de su vestuario está realizado a medida. Cuando Carter investigó para el filme descubrió que la mujer de Luther King era un icono de estilo y no quiso que ese rasgo pasara desapercibido en Selma, donde siempre va impecable con conjuntos de chaqueta, faldas tubo y sombreros típicos de la década de los años 60. Como era difícil encontrar telas vintage, empleó texturas similares que pudieran funcionar en la gran pantalla y asemejarse a un tejido de la época.

9

En la primera imagen, Luther King con Coretta y sus hijos. La segunda pertenece a una secuencia de «Selma» donde se retrata la vida familiar del reverendo.

10.1

En las escenas donde Luther King aparece en su casa de Atlanta, cambia los trajes de chaqueta por ropa cómoda y «sport»: camisas sin corbatas y prendas de tonalidades terrosas.

10

En la imagen, Luther King con un jersey de punto en tonos marrones y verdes.

SELMA

Durante el rodaje de la película, con un vestido de color rosa y collar de perlas.

10.3

Según Ruth Carter, las mujeres de la época utilizaban las faldas como prenda «casual». Por ese motivo, el personaje de Coretta porta una en una escena que tiene en su casa durante la noche.

10.5

Imagen de Coretta visitando a su marido en la cárcel, luciendo un sombrero común de los años 60 con rejilla.

10.6

El 95% del vestuario de Coretta King se confeccionó a medida para «Selma».

10.4

Plano de la actriz que interpreta a Coretta luciendo el vestido de color verde favorito de la diseñadora Ruth E. Carter. El tejido original se modificó y se logró un verde más oscuro, más apropiado del período que se representa.

Tras permanecer un tiempo con su familia, Luther King regresa a Selma con su equipo, la Conferencia Sur de Liderzgo Cristiano (SCLC), con el fin de reunirse con el Comité Coordinador Estudiantil No Violento (SNCC) y explicarles su plan: abordar Selma de forma pacífica, algo que no lo consiguieron en Albany por el arresto de los manifestantes.

Mientras que los miembros deL SCLC se representan con trajes oscuros o estilo clerical, los activistas del SNCC tienen una estética que capta su espíritu rebelde, con camisa, corbata y petos. En esa época, el mono vaquero se convirtió en emblema en solidaridad con los granjeros sureños.

la_ca_1219_selma

Los hombres de Luther King visten abrigos y trajes discretos, en tonos oscuros como el marrón o el verde, y sombreros, basados en fotografías reales. Carter siempre se asegura de que las texturas empleadas están acorde con la época.

11.0

Escena donde, gracias al vestuario, se distingue al grupo que lidera Luther King, vestidos con trajes de color oscuro, con los demás manifestantes.

11

Escena donde Martin Luther King se reúne con los miembros del SNCC. Las prendas del vestuario son elementos que diferencian a los personajes.

11.1

Secuencia con James Forman (izquierda), interpretado por Trai Byers, y John Lewis (derecha), interpretado por Stephan James. Ambos con prendas casual como los jerseys de punto.

11.2

A la izquierda, James Forman con abrigo de color gris y John Lewis con gabardina beige, distinguiéndose sobre el atuendo oscuro de Martin Luther King y el reverendo Oseas Williams, a la derecha de la fotografía.

11.3

En la primera imagen, fotografía real de una manifestación donde Trai Byers viste peto vaquero, camisa blanca, corbata y chaqueta de color gris. Abajo, escena de «Selma»; el personaje de James Bevel porta peto y chaqueta vaquera como símbolo de rebeldía y solidaridad con los granjeros del sur.

Tras la manifestación pacífica, donde una multitud se arrodilla con los brazos detrás de la nuca, surge una confrontación entre el grupo y el Sheriff Jim Clark y muchos son arrestados y encarcelados. En el vestuario, de tonalidades verdes y marrones, se manifiesta lo pacífico de los activistas, siempre acicalados con su mejor ropa.

12

Momento en el que Jimmie Lee Jackson planta cara al Sheriff. Annie Lee golpea al sheriff Clark y se desata una lucha. En la imagen se pueden apreciar los tonos verdes y marrones elegidos por Carter para los manifestantes, así como la chaqueta vaquera como prenda representativa de los jóvenes sureños.

12.1

En la primera imagen, Luther King con su placa de identificación tras ser detenido. Abajo, fotograma de «Selma».

Tras una marcha nocturna en la que Jimmie Lee Jackson es asesinado, Luther King da un discurso y se reúne de nuevo con el presidente, al que le comenta que planea una marcha de Selma a Montgomery. El líder tiene que atender asuntos familiares y el reverendo Oseas Williams y John Lewis conducen la marcha que llega hasta el puente Edmund Pettus.

La presencia de la gente es clave y la esencia de la película Selma. Vestir a la multitud sureña de la concentración fue el mayor desafío para Ruth E. Carter, que unificó diferentes estéticas , dando una visión global de personas que tenían distintas edades, clases sociales y profesiones. El equipo de vestuario consiguió prendas vintage y de los años 60 en Western Costume Company y en Autumn Olive (Massachusetts). La mayoría vestía ropa de abrigo a modo de armadura para esquivar los golpes de la policía, con las manos en los bolsillos como conducta pacífica.

13.2

Ruth Carter empleó los tonos intensos como verdes, amarillos y naranjas para representar a la población sureña en «Selma». Todas las prendas eran vintage o de los años 60.

13.0

La población pobre sureña componía la primera marcha de Selma. Carter empleó camisas de cuadros, vestidos camiseros y batas para representar a los manifestantes.

13

A la izquierda, boceto de Ruth E. Carter para los personajes del reverendo Williams y John Lewis. A la derecha, fotografía real de ambos activistas en la marcha de Selma.

13.1

Primera fotografía de la marcha de Selma en 1965. Segunda imagen, escena de la película «Selma» donde vemos la gran recreación que se logra a través del vestuario.

14

En el puente Edmund Pettus, los policías comenzaron a golpear a los manifestantes. En la imagen observamos la recreación de la escena y los uniformes de la tropa.

En la segunda marcha, cuando los policías los dejaron pasar, Luther King y los demás activistas dieron la vuelta y regresaron a la iglesia. Para esta escena Carter escogió colores más llamativos, los tonos naranjas que contrastan con los elegidos en la primera manifestación.

15

En la primera fotografía, Martin Luther King junto a su esposa Coretta. En la segunda imagen, secuencia de «Selma» donde se aprecia el gran parecido que ha logrado Ruth E. Carter con el vestuario de los personajes.

La marcha final debía distinguirse de las demás porque iban escudados por el ejército de Estados Unidos, el FBI y la Guardia de Alabama. Los tonos verdes para los sureños se mantiene, pero tanto ellos como Marthin Luther King, se desprenden de la ropa de abrigo y portan atuendos ligeros al saber que se encuentran protegidos. El líder, con camisa de color azul y gorra exactamente como la que llevó ese día.

16

En la primera fotografía, tercera marcha de Selma, el 21 de marzo de 1965. En la segunda imagen, fotograma de la película donde vemos la similitud con el acontecimiento real.

16.1

A la izquierda, boceto de Ruth Carter para «Selma». A la derecha, imagen donde aparece el mismo diseño para el personaje, idéntico al que lució Luther King.

En Selma vemos de nuevo cómo se narra una historia a través del diseño de vestuario y, cómo una prenda puede evocar emociones diferentes.

Texto: Lola Delgado Pozo
Fotografías e imágenes: Getty Images, selmamovie.com, sensacine, Variety, paramountguilds.com.


https://retalesdeunidilio.wordpress.com/2015/04/09/selma/

El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)