Archivo de la etiqueta: 1940s

Sospecha

Retales_Sospecha-0Los lectores habituales del blog conocen mi predilección por el género del suspense y, especialmente, por Alfred Hitchcock. Esta fascinación por el cineasta ha ido en aumento a raíz de documentarme para los artículos de esta bitácora.

Hace unos días volví a ver Sospecha (1941), quedando sorprendida por la gran similitud que guarda con Rebeca (1940), la cinta anterior del director británico. Quería compartir con vosotros el trabajo realizado por el diseñador de vestuario Edward Stevenson, quien además de asignar una identidad al personaje, acrecenta el misterio a través del uso de colores y sombras en la ropa.

Sospecha (1941), segunda cinta rodada por Hitchcock en Hollywood, está basada en la obra de Francis Iles, Before the Fact. El filme relata la historia de la adinerada Lina McLaidlaw que, tras su boda con el seductor Johnnie Aysgarth, descubre tendencias homicidas en su marido. Si bien Joan Fontaine repetía con el cineasta británico la actriz ya trabajó en Rebeca—,  para Cary Grant significó el debut colaborativo con el maestro del suspense.

Lina McLaidlaw viaja en tren cuando un elegante y atractivo caballero llamado Johnnie Aysgarth irrumpe e intenta quedarse en el vagón de primera clase con un billete de tercera; la atracción de Lina hacia él es inmediata.

Desde el inicio el espectador puede percibir rasgos de los protagonistas a través de las prendas elegidas por Edward Stevenson. La escena en la que Johnnie acomoda su ropa de abrigo en el perchero del vagón resalta la situación de confort del personaje y un carácter locuaz. Sin embargo, tanto las prendas de lana superpuestas en Lina  empequeñeciendo al personaje  , como el gesto de tapar sus rodillas con la falda al ver al nuevo viajero, evidencian timidez e incomodidad; igualmente, la condición social e inteligencia de la figura femenina se presenta a través de accesorios como un bolso de piel y unas gafas de lectura.

Retales_Sospecha-1

La disposición de las prendas revelan aspectos de cada personaje en «Sospecha» (1941).

Retales_Sospecha-2

El uso de lentes dotan de un aspecto intelectual al personaje femenino.

Johnnie queda fascinado por Lina como amazona durante una montería, logrando encontrase con ella más tarde. Pero sus dotes de galán son ineficaces con la joven esquiva.

Los diferentes atuendos del protagonista — clásicos, refinados y de tonos claros — hacen suponer que goza de gran poder adquisitivo.

Retales_Sospecha-3

Tanto el atuendo de Johnnie, como el de sus acompañantes con abrigos de piel, evidencian el entorno burgués en el que se encuentran.

Retales_Sospecha-4

El traje masculino es habitual en el guardarropa de Johnnie; aparentemente, evidencian una persona con riqueza.

El estilo de Lina es más discreto del que lucen las mujeres de su posición social: una modesta rebeca, junto a una blusa recatada, confieren timidez al personaje. Edward Stevenson acentúa la personalidad culta de la protagonista con el uso de gafas, un objeto que la joven inmediatamente retira —aludiendo a la ceguera y obsesión por Johnnie— en su encuentro con éste.

La joven escoge un atuendo más formal para ir a la iglesia. Durante las siguientes escenas, la situación amenazante de Lina con su acompañanate es reforzada con el uso de contrastes en la ropa: su abrigo de tono claro cae al suelo dejando al descubierto un traje oscuro. Las hombreras de la chaqueta y la blusa abierta intensifican la seguridad de Lina.

Retales_Sospecha-5

La segunda aparición de Lina en pantalla, de nuevo, leyendo. Las gafas remarcan el intelecto de la joven.

Retales_Sospecha-6

El uso de un tono oscuro en el vestuario de Lina intensifica una escena amenazadora en la cinta rodada en blanco y negro.

Los padres de Lina auguran para su hija una vida de soltería y ésta, por despecho hacia sus progenitores, se cita con Johnnie. Pero el encuentro se anula y la rica heredera se obsesiona con el gentleman. Tras días de desesperación, Lina recibe un telegrama de Johnnie para encontrarse en un baile organizado por el Comité de Caza de Beaucham Hunt.

En las secuencias en las que la joven no localiza a Johnnie, el diseño recatado y el color oscuro del tejido de lana contribuyen a resaltar su pesadumbre. Sólo cuando recibe noticias de su amado el atuendo se torna más claro. Es durante la fiesta cuando Lina rompe su aspecto conservador, luciendo un diseño escotado — evocador al que la actriz Joan Fontaine lució en Rebeca—  que nos presenta a una mujer mucho más atrevida y segura que la del comienzo del filme.

Retales_Sospecha-7

El estado de ánimo de Lina se refuerza con color oscuro en su vestuario.

Retales_Sospecha-8

El atrevido escote del vestido de Lina, dejando sus hombros al descubierto, transmite la confianza del personaje femenino.

La pareja contrae matrimonio en secreto. Tras la luna de miel, la nueva Señora Aysgarth descubre que su marido, arruinado, pretende vivir en una lujosa casa que no puede pagar. Pero Lina, cegada de amor, permance junto a él intentando solventar la situación.

Durante la ceremonia vivil, ambos personajes utilizan un vestuario cargado de simbolismo: si bien Lina lleva el mismo atuendo que lució en su primer encuentro con Johnnie, éste porta un abrigo de color oscuro, aludiendo a sus dudosas y perversas intenciones.

Una vez convertida en la Señora Aysgarth, el guardarropa de Lina se torna más refinado, incorporando prendas de piel y joyas en sus trajes. Sobre una de las chaquetas prende un broche alado de topacio rosa, oro y diamantes: una pieza creada por el joyero italiano Fulco di Verdura en 1939 y comprada por la actriz Joan Fontaine.

Retales_Sospecha-9

Un vestuario lleno de simbolismo y contrastes para una escena clave de la película «Sospecha» (1941)

Retales_Sospecha-10

Algunas joyas que se muestran en la película pertenecían a la actriz Joan Fontaine. En la imagen, broche diseñado por Fulco di Verdura e inspirado en el dios Mercurio.

A medida que transcurre la vida conyugal, Lina descubre la verdadera naturaleza de su marido: farsante, estafador y jugador de apuestas. Su comportamiento frío y egoista se asocia con un atuendo oscuro, remarcando así el suspense en pantalla.

Retales_Sospecha-11

El traje oscuro de Johnnie refuerza las escenas en las que afloran las malas intenciones del personaje.

Tras el fallecimiento del Señor McLaidlaw, la idea de Johnnie por heredar la fortuna de su suegro se desvanece. Un nuevo proyecto inmobiliario junto a su amigo Beaky hace aflorar la agresividad de Johnnie cuando Lina interfiere en el plan. La repentina muerte del socio aviva aún más las sospechas de la mujer sobre las tendencias homicidas de su esposo.

En las sucesivas escenas, el color negro del vestuario de Lina, que bien podría definir el luto por su padre, y el uso de tejidos pesados como el terciopelo, evidencian el temor de perder a su marido y la sospecha de que éste sea el asesino de Beaky.

En cambio, para expresar los diferentes estados emocionales por los que atraviesa Lina en una misma escena, Edward Stevenson emplea contrastes de color. Este recurso se hace evidente cuando la protagonista, recelosa de que su marido haya asesinado a su amigo, viste una gabardina negra y, una vez  aliviada, deja al descubierto el vestido de color claro que lleva bajo la prenda de abrigo.

Retales_Sospecha-12

El atuendo de Lina torna a un diseño cubierto de color lúgubre en el momento en que es reprochada por Johnnie.

Retales_Sospecha-13

El indumentaria de Lina se oscurece en el momento en que afloran sus temores. El tejido de terciopelo y el diseño cubierto de los trajes magnifican el sufrimiento.

Retales_Sospecha-14

Con un solo terno, Edward Stevenson logra enfatizar en pantalla la angustia e inquitud del personaje a través del color de las prendas.

Tras recibir correspondencia de la Compañía Aseguradora, Lina descubre la intención de Johnnie de cobrar la póliza que sólo será efectiva en caso de defunción de la esposa.

La encantadora actitud de Johnnie mientras lee el correo viene reforzada a través del blanco satinado de su pijama. Una vez que Lina lo sorprende escondiendo la carta del seguro, Johnnie aparece en escena con un batín oscuro, un matiz que sugiere un malvado plan.

Retales_Sospecha-15

El diseñador de vestuario Edward Stevenson emplea contrastes de color en una misma escena con el fin de reforzar la identidad dispar de Johnnie.

La carta, unida con  la conversación sobre métodos homicidas en una cena con amigos, acrecentan la angustia en Lina.

Las escenas están marcadas por el atuendo nítido de la protagonista. Durante la velada, el color negro del vestuario identifica a los comensales afines a la misma conversación, mientras que el blanco en Lina la desmarca del grupo, transmitiendo fragilidad en el personaje.

Retales_Sospecha-16

El color del vestuario de Lina centra la atención del espectador hacia el personaje, acrecentando su debilidad.

Tras la cena, la fuerte inquietud de Lina la hace convalecer en cama. Cuando Johnnie le acerca un vaso de leche, aflora el temor de ser envenenada.

En esta ocasión, el diseñador de vestuario se apoya en la atmósfera de luces y sombras creada por Alfred Hitchcock para transmitir la sensación de desasosiego en el personaje femenino, manteniendo el color blanco con un tejido de lana en su vestuario, mientras que el atuendo oscuro de Johnnie eleva la suspicacia en el espectador.

Retales_Sospecha-17

Manteniendo el mismo tono de vestuario, el diseñador se ayuda del contraste de luz para potenciar el desconcierto en el personaje de Lina.

Retales_Sospecha-18

Los tonos claros aumentan la fragilidad de Lina, mientras que las sombras y el color oscuro del traje de Johnnie, acentúan la incertidumbre de la escena más célebre de la película.

Finalmente, Lina —que no bebe el vaso de leche—decide pasar un tiempo con su madre. Johnnie, descontento, la acompaña y mientras conduce de manera ausente los pensamientos de asesinato persisten en Lina, aunque es Johhnie quien evita su muerte sujetándola para que no caiga del coche. Ella, comprendiendo sus ideas equivocadas, le pide regresar juntos a casa.

La conducta dual de Johnnie, así como el victimismo de Lina, son acentuados con  atuendos oscuros, destacando el singular tocado femenino. El uso del color negro por parte del diseñador de vestuario acrecenta el misterio hasta el final de la trama.

Retales_Sospecha-19

El color oscuro en el vestuario acrecenta el suspense hasta el final de la cinta.

«Sospecha» (1941) es, sin duda, un claro ejemplo de cómo, en una cinta rodada en blanco y negro, el uso apropiado de texturas y colores en el vestuario logra reforzar el misterio y suspense en el espectador.

Texto: Lola Delgado Pozo
Fotos: capturas pantalla de la película, the.hitchcock.zone


https://retalesdeunidilio.wordpress.com/2018/10/18/sospecha

El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 4.0 unported)

Safe Creative #1810188759930

Anuncio publicitario

Gangster Squad

Retales_GangsterSquad-0

Desde la década de los años 30, el crimen organizado ha sido un tema recurrente en el cine. La fascinación de Hollywood por tramas delictivas de villanos como Al Capone, Vito Corleone o Tony Soprano ha hecho que el género del gángster perdure, cautivando aún al público.

El cine ha propagado también una imagen estereotipada de la figura de gángster, siendo habitual verlos vestidos con elegantes zoot suits popularizados por los músicos de jazz en la década de los años 40 de raya diplomática o en blanco y negro.

En Gangster Squad (2013), el director Ruben Fleischer relata la lucha de un grupo de agentes del Departamento de Policía de Los Ángeles por recuperar el control de la ciudad, dominada por uno de los mafiosos más poderosos de Estados Unidos: Mickey Cohen. Para cumplir su objetivo, el sargento John O’Mara recluta a varios agentes que trabajaran de forma extraoficial con el fin de arruinar y destruir los negocios de Cohen.

Mary Zophres (La la land) fue la encargada en Gangster Squad de recrear el estilo de los Ángeles de los años 40, combinando la contemporaneidad buscada por el director de la película con la precisión histórica que caracteriza a Zophres en cada uno de sus trabajos.

Tras leer el guión, la diseñadora comenzó investigando la moda de la época. A través del catálogo en línea de la biblioteca de Los Ángeles o la biblioteca de investigación de la Compañía Western Costume, pudo encontrar imágenes en movimiento de personas caminando por el centro de la ciudad; la revista Photoplay, célebre por mostrar a personas de sociedad y estrellas de cine, fue un gran recurso para idear la vestimenta de los personajes en los club nocturnos de la película. En cuanto a los personajes principales, al estar basado en una historia real, Zophres pudo visualizar instantáneas de Mickey Cohen y de la brigada de gángsters, además de fotografias de detectives de policía de ese período.

Retales_GangsterSquad-1

Fotografía (izda.) de los miembros del LAPD (Gangster Squad) tomada por Conwell Keeler en 1948. Reparto de la película (dcha.) con vestuario de Mary Zophres.

Después de la indagación, se ideó el aspecto del villano de la película: Michey Cohen (Sean Penn). Zophres se alejó de la imagen real del célebre mafioso con el fin de resaltar la ferocidad e intimidación del personaje, pero conservando algunos elementos como la silueta de la época o las iniciales grabadas en la ropa (bolsillos, calzoncillos o en sus gemelos). La diseñadora mantuvo, además, un atuendo elegante para Cohen el real nunca llevó dos veces el mismo traje con tejidos satinados, en lugar de otros populares en la época como la lana texturizada, enfatizando el poder del capo en la sociedad americana. La diseñadora empleó, además, los tonos fríos azules y grises en su vestuario, diferenciándolo de los agentes de la brigada de policía, ataviados en una gama cálida de marrones.

Retales_GangsterSquad-2

Mickey Cohen (izda.), en una imagen real junto a su guardaespaldas. Sean Penn (dcha.), encarnando al mafioso con sus secuaces en «Gangster Squad», con algunas similitudes en su indumentaria.

Retales_GangsterSquad-3

Una gama cromática opuesta distingue a los dos bandos: mafiosos en tonos grises, marrones a los agentes de la policía.

Retales_GangsterSquad-4

Mary Zophres elaboró el vestuario con sutiles detalles, como las iniciales de Mickey Cohen bordadas en los bolsillos o grabadas en los gemelos de las camisas.

Otra distinción ideada por la diseñadora fue emplear chaquetas cruzadas para la mayoría de los mafiosos y prendas de un solo botón en los policías. El departamento de vestuario diseñó todos los trajes del elenco principal, contando las réplicas para los dobles de escenas, definiendo a cada miembro de la brigada con un aspecto distinto atendiendo a su carácter. Gran parte de los tejidos procedía de Inglaterra e Italia y, posteriormente, las prendas eran confeccionadas por la sastrería Pae & Kim’s de Los Ángeles. Si el equipo encontraba ropa destacable de la época, era adaptada al actor, fabricándose sólo la prenda necesaria para completar el conjunto.

Retales_GangsterSquad-5

El equipo de vestuario confeccionó atuendos duplicados para los actores de escenas de riesgo. En la imagen (izda.), el actor Ryan Gosling como Jerry Wooters, y su «doble de acción» (dcha.) en el set de rodaje de «Gangster Squad».

El sargento John O’Mara (Josh Brolin) es un veterano de guerra que, centrado en su trabajo de policía en Los Ángeles, no se preocupa por su aspecto. Para este personaje, Zophres eligió cinco o seis trajes de tonalidades verdes y marrones, evocadores de su pasado como soldado. La diseñadotra contó con la colaboración de la empresa Allen Edmunds, cuyos diseños de zapatos tradicionales encajaban con la época recreada en Gangster Squad.

Retales_GangsterSquad-6

Boceto (izda.) de Mary Zophres para el personaje del sargento John O’Mara (dcha.) en «Gangster Squad».

John O’Mara recluta a varios agentes del Departamento de Policía de Los Ángeles para formar un grupo secreto de élite y luchar contra los negocios de Mickey Cohen en la ciudad. El primer hombre con el que O’Mara contacta es el sargento Jerry Wooters (Ryan Gosling).

La inspiración para crear el estilo clásico y elegante del Wooters provino de fotografías de actores como Errol Flynn o Clark Gable. Este agente es el mejor vestido del escuadrón, el único que usa traje cruzado y estampado clásico de raya diplomática en su indumentaria. Zophres empleó tejido de lana inglesa, en ocasiones de 10 o 12 onzas de grosor, para conseguir la textura y el grosor precisos en el atuendo. La diseñadora encontró dos rollos de una lana antigua de los años 50 en la tienda International Silk & Woolens (Los Ángeles), con los que confeccionó seis piezas de abrigo para el personaje.

El carismático personaje interpretado por Gosling es también el único calzando piezas originales de la época. Mary Zophres descubrió un par de zapatos bicolores perforados de los años 40 a un vendedor en San Francisco, cuya talla se ajustaba a la del actor.

Retales_GangsterSquad-7

Estrellas del viejo Hollywood como Clark Gable (izda.) o Errol Flynn (centro) sirvieron de referencia para crear el vestuario de Jerry Wooters, interpretado por el actor Ryan Gosling (dcha.).

Retales_GangsterSquad-8

Jerry Wooters viste sastrería clásica. Es el único miembro del grupo que utiliza trajes de doble botonadura y patrón de raya diplomática.

Retales_GangsterSquad-9

Mary Zophres creó abrigos a partir de lana de la década de los años 50. Los sombreros que luce Wotters a lo largo del filme son piezas originales de la época.

Retales_GangsterSquad-10

El sargento Jerry Wooters (Ryan Gosling) utiliza zapatos «vintage» de la época.

La apariencia del personaje del oficial Coleman Harris (Anthony Mackie) estuvo inspirada por el jugador de béisbol Jackie Robinson. Durante la investigación, Zophres se percató del escaso número de detectives afroamericanos durante 1949, por lo que tomó como referencia el atuendo tradicional y cuidado de Robinson en sus comienzos en la liga.

Retales_GangsterSquad-11

Una de las licencias de Zophres fue aplicar el estilo del legendario jugador de béisbol de los «Brooklyn Dodgers», Jackie Robinson (izda.), para el agente afroamericano Coleman Harris (dcha.).

El director de la película deseaba un agente al estilo del Viejo Oeste, de manera que Zophres ideó un atuendo de apariencia Western para el pistolero Max Kennard (Robert Patrick) en el que destaca un abrigo largo en lugar de chaqueta colocado sobre el chaleco.

Conwell Keeler (Giovanni Ribisi) es un padre de familia que se suma al grupo aportando el lado tecnológico, encargándose de los micrófonos y escuchas a Cohen. La imagen de este personaje se rige por el código de vestimenta informal de la época.

Para el principiante y discípulo de Kennard, Navidad Ramírez (Michael Peña), Mary Zophres emplea un atuendo de apariencia improvisada, simulando que fuera ropa heredada de su padre.

Retales_GangsterSquad-12

Mary Zophres refuerza la identidad de cada miembro del grupo a través del vestuario: Max Kennard (izda.), Conwell Keeler (centro) y Navidad Ramírez (dcha.).

Un elemento común en los miembros del escuadrón son los sombreros. El fabricante artesanal de Chicago Optimo elaboró los modelos fedora de Mickey Cohen, John O’Mara y Jerry Wooters. El de Cohen fue creado a partir de un patrón hecho en los años veinte; el personaje de Wooters luce diseños originales, de manera que se realizaron duplicados para los actores dobles; tras probar unos cincuenta sombreros en O’Mara, finalmente Optimo fabricó un ejemplar a partir de la corona y el ala de diferentes piezas.

Para los demás hombres del grupo, y tras muchos ajustes de la corona y el ala, encontraron sombreros adecuados en una tienda de Los Ángeles.

Retales_GangsterSquad-13

Al equipo de vestuario les llevó un tiempo encontrar el sombrero fedora apropiado para cada agente en «Gangster Squad».

Aunque Gangster Squad está basada en hechos reales, los guionistas crearon personajes ficticios como el de Grace Faraday (Emma Stone) para añadir sensualidad y riesgo a la película. Faraday, acompañante de Mickey Cohen, no tarda en caer rendida ante Jerry Wooters: un triángulo amoroso que les hará correr peligro.

El relato de la cinta se desarrolla en el año 1949, por lo que la diseñadora buscó la moda femenina de ese período en revistas como McCall’s o Vogue. Por esa época, ya había surgido el célebre estilo New Look, pero Zophres quiso centrarse en la silueta que mejor se adaptaba a la actriz Emma Stone: la de principios y mediados de los años 40. Durante el proceso de ajuste antes del rodaje, y tras probar veinte trajes de falda vintage, se descartó también este tipo de prenda en Grace Faraday, optando por vestidos de día creados desde cero.

Retales_GangsterSquad-14

En las pruebas de vestuario Mary Zophres eligió el mejor estilo de la década de los 40 para Emma Stone (Grace Faraday): vestidos de día confeccionados a partir de diseños vintage de la época. En la imagen, la actriz en el set de rodaje.

Para construir una imagen glamourosa de Grace Faraday en las escenas transcurridas en los club nocturnos, se partió de la actriz Rita Hayworth como inspiración.

La pieza favorita de Mary Zophres era el vestido rojo creado para el primer encuentro con Jerry Wooters. Para lograr la silueta de reloj de arena descrita en el guión común en los años 40 la diseñadora realzó el pecho de Emma Stone, ajustó su cintura. reduciéndola 8 centímetros, además de usar fajas interiores, y creó un efecto óptico a través de una abertura en la falda para alargar las piernas de la actriz.

El director del taller Warner Bros confeccionó el vestido a partir del boceto de Zophres, empleando para ello una base de satén con una capa exterior de gasa de seda en color rojo —aunque inicialmente la prenda fue pensada en un tono verde azulado—obtenidas en una compañía del centro que tenía la misma tonalidad en ambos tejidos de seda.

Retales_GangsterSquad-15

Rita Hayworth en Gilda (izda.) fue el referente para crear la imagen de Grace Faraday. En el centro, boceto de Mary Zophres; derecha, Emma Stone con un llamativo vestido de color rojo.

La participación de la diseñadora Mary Zophres en Gangster Squad logra que el espectador retroceda en el tiempo a través de un vestuario creado con total autenticidad, donde las licencias creativas se emplean sutilmente reforzando la veracidad en la ambientación.

Texto: Lola Delgado Pozo.
Imágenes: IMDb, justjared.com, zimbio.com, slashfilm.com, clothesonfilm, pinterest


https://retalesdeunidilio.wordpress.com/2014/03/19/gangster-squad

El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 4.0 unported)

Safe Creative #1908261773802