El gran hotel Budapest

cartelViajar y hospedarme en un hotel es imaginar las numerosas historias que habrán tenido lugar allí y los secretos que esconderán sus paredes. Mi mente fisgonea y encuentra todo tipo de películas donde los protagonistas se han alojado en los más variopintos moteles y donde puede ocurrir de todo: Psicosis (1960), El resplandor (1980), Pretty woman (1990), Four rooms (1995), Habitación 1408 (2007), etc.

En El gran hotel Budapest (2014), el director Wes Anderson, narra de forma elegante una rocambolesca trama llena de persecuciones, asesinatos y amor con un humor surrealista en un hotel de lujo.

Wes Anderson no buscaba la precisión histórica en la película, pero ideó diferenciar los tres períodos que se representan en El gran hotel Budapest a través del color para ubicar al espectador. De esta forma, la diseñadora Milena Canonero (La naranja mecánica, El resplandor, Memorias de África) tuvo libertad para crear un sofisticado y colorido vestuario que define a los personajes, con detalles que remiten a Austria y Alemania. Los pintores Kees van Dongen, George Grosz o Tamara de Lempicka y fotógrafos como Man Ray o George Hurrell, fueron fuente de inspiración para Canonero.

28

El color es empleado para crear y definir el ambiente y el vestuario de cada período. El esplendor del Gran hotel Budapest se representa por el rojo, rosa y púrpura y la decadencia del mismo con tonos naranjas y ocres.

13l

La idea inicial del color púrpura de los uniformes del personal del hotel fue del director Wes Anderson y la diseñadora Milena Canonero.

Lempickablogbudapest

Artistas de la época sirvieron de referencia para diseñar el vestuario de la película. A la izquierda “The pink shirt”, pintura de estilo Art Decó de Tamara de Lempicka y a la derecha, imagen de Agatha en “El gran hotel Budapest”.

La película comienza en el presente con una chica que lleva en las manos un libro de memorias y a continuación, viajamos al año 1985, donde el autor del libro “El gran hotel Budapest” narra cómo se fraguó la novela. Milena Canonero empleó tonos pardos para ubicar al personaje en la primera mitad de los años 80, donde se aprecia la reminiscencia de la década de los 70. La narración nos transporta a 1968, con el encuentro entre el joven escritor y Mr. Moustafa, dueño del ahora ruinoso hotel Gran Budapest. En estas escenas destaca el atuendo informal del narrador, con una chaqueta clásica Nortfolk en tejido de tweed de grandes bolsillos con solapas y cinturón y pantalones de talle alto.

0.0

Tonos tierra, amplias solapas y tejido de tweed encuadran al autor y narrador del comienzo de la película, en la década de los 80. El niño que aparece a su lado difiere con una chaqueta gris y negra de cuello mao.

0.1

Los tonos terrosos del vestuario combinan con la gama anaranjada y ocre del hotel “Gran Budapest” en el año 1963.

0.2

Observamos que el joven narrador porta la misma chaqueta del comienzo, variando la camisa y la corbata a colores más rosados. El nivel de detalle de Milena Canonero es apreciable en los botones de madera de la chaqueta Nortfolk.

0.2.2

El actor Jude Law, que interpreta al joven escritor, en un momento del rodaje junto al director Wes Anderson. En la imagen se aprecian los pantalones de tweed a juego con la chaqueta y los botines marrones.

Mr. Moustafa invita a cenar al joven escritor y le cuenta cómo llegó a ser director del que fuera el más famoso y lujoso hotel- balneario europeo en los años 20 y 30. El carácter modesto del personaje se aprecia en su vestimenta sencilla, que aún mantiene los tonos del uniforme que lucía cuando era el joven Zero Moustafa: chaqueta de tercipelo morada, jersey rojo de cuello alto y pantalones marrones de pana.

0

Milena Canonero emplea prendas simples para un personaje austero.

La historia de Mr. Moustafa nos transporta a sus inicios como botones en 1932, junto a Monsieur Gustav M., un distinguido y extravagante conserje que mantiene una estrecha relación con las señoras de la alta sociedad que se hospedan en el hotel- balneario.

Milena Canonero se inspiró en bocetos del sastre italiano Umberto Tirelli para crear los uniformes de los empleados del Gran Budapest, fieles a la época de 1930. El color púrpura de los trajes surgió de una antigua sotana que la diseñadora conserva en su casa. El tejido lo encontró en la tienda Hainsworth de Londres, sirviendo de muestra para que la empresa alemana Mehler los tiñera de color morado. Posteriormente, los uniformes se confeccionaron en su taller de Görlitz (Alemania). Los detalles muestran la exquisitez del diseño: pajarita de color rojo a juego con el ribete de la chaqueta de frac y la raya del pantalón, minúsculos botones en la camisa blanca o la insignia de las llaves en la solapa.

1.0

El color morado que Milena Canonero eligió para los uniformes guardan armonía con los tonos rojos y rosados de “El gran hotel Budapest”.

a_560x375

Milena Canonero se inspiró en Umberto Tirelli para crear los uniformes de doble botonadura dorada de “El gran hotel Budapest”.

ralphfiennesBudapest

A la izquierda, boceto del uniforme del conserje M. Gustave H. compuesto por chaqueta de frac morada, pantalón de color gris y camisa blanca. A la derecha, el actor Ralph Fiennes en un momento del rodaje.

2

El color púrpura de los uniformes de los empleados del hotel tiene un equilibrio con el intenso rojo de las paredes del hotel.

0

Monsieur Gustave H. luce la insignia de la Sociedad de las Llaves Cruzadas en la solapa de la chaqueta, símbolo de la jerarquía de su puesto como conserje del  hotel “Gran Budapest”.

2.1

Una imagen de los conserjes de la Sociedad de las llaves cruzadas, que también visten uniformes coloridos como el naranja, rojo, verde o azul. El símbolo de la llave cruzada en la solapa, los botones, pajaritas y el turbante a juego con el color del uniforme muestran el nivel de detalle que ha empleado Milena Canonero en el diseño del vestuario.

El diseño del uniforme de Zero Moustafa muestra la jerarquía del escalafón de trabajadores del hotel Gran Budapest. Su traje de “botones” está compuesto por una chaqueta corta de cuello mao, pantalones púrpura y botonadura central del mismo color. Como aprendiz y protegido de Monsieur Gustave, lleva un sencillo gorro con la inscripción “Lobby Boy” que lo identifica y lo distingue del resto de empleados, que portan un sombrero con las siglas “GB” en color dorado.

LobbyBoyBudapest

A la izquierda, boceto del diseño del uniforme del joven Zero. A la derecha, imagen del set del rodaje donde aparece el protegido de Gustave.

3

Detalle del gorro de Zero Moustafa con la inscripción de color dorado: “Lobby Boy”.

1.4

Otra evidente de distinción entre los uniformes de “El gran hotel Budapest” es el calzado: Gustave H. porta unos elegantes e impolutos zapatos negros y Zero Moustafa, unas polainas de color rojo, muy comunes en los años 20.

Como decía antes, M. Gustave H. se preocupaba de que la clientela del hotel estuviera bien atendida en todos los aspectos, sobre todo la femenina…Una de sus mejores huéspedes era Madame D., una coleccionista de la Alta Sociedad de 90 años cuyo vestuario excéntrico denota el anhelo por el pasado y por la juventud. Milena Canonero imaginó al personaje como a Peggy Guggenheim y se inspiró en el pintor Gustave Klimt para crear los patrones del vestido y del abrigo de Madame D., con una clara influencia de la silueta de los años 20. La firma italiana Fendi, especializada en cuero y piel, se encargó de crear la capa de tercipelo de seda y visón negro del personaje femenino.

La ostentación de la anciana no sólo se plasma en las prendas que viste, sino en todo lo que la rodea, como el equipaje de maletas y baúles creados por Prada. El director de la película buscaba maletas de estilo vintage que sólo encontraba en museos y encargó a la firma italiana 21 piezas de piel, forradas con satén de color melocotón y con las iniciales de Madame D.

4

A la izquierda, boceto de la capa de terciopelo rojo, pintada a mano, con cuello, puños y cola de piel que luce Madame D. creada por Fendi. A la derecha, el atuendo en una exposición.

4.2

Imagen de un momento del rodaje donde se aprecia el detalle de los guantes rojos de Madame M.

4.1

En el estampado del vestido dorado de Madame D. se muestra claramente la influencia de Gustav Klimt.

4.4

El equipaje de Madame D. fue diseñado expresamente por Prada para la película. La colección lo forman 21 piezas de piel y latón, forradas con seda y que fueron custodiadas por un equipo de seguridad durante el rodaje.

Cuando Madame D. muere, su amante, Monsieur Gustav M., hereda la valiosa pintura “Muchacho con manzana”, pero la familia de la coleccionista se opone. En ese momento, Gustav trama el robo del cuadro junto con Zero y los hijos de la anciana lo acusan del asesinato de su madre. Se sucede un complot entre el hijo de Madame D. y su matón que termina con el conserje y el joven botones en la cárcel. Los dos presos logran huir y, con la ayuda de Ágatha, la novia de Zero, y la sociedad secreta de conserjes, recuperan el cuadro. En un segundo testamento se descubre que Gustave se convierte en único propietario, incluyendo el Gran hotel Budapest.

4.3

En la imagen, las hijas de Madame D. con abrigos de cuellos de piel y guantes de color negro, un vestuario oscuro que se contrapone a los vistosos vestidos de su madre.

5

Dmitri Desgoffe-und-Taxis, hijo de Madame D., al igual que sus hermanas, luce un vestuario oscuro. De esta forma Milena Canonero refuerza el significado del sol en el color dorado de la anciana y la oscuridad en las ropas de color negro de la familia.

J.G. Jopling, que actúa de asesino a sueldo, es otro de los personajes al que Milena Canonero dotó de un vestuario oscuro y sombrío, definiendo su carácter. La diseñadora ideó un abrigo largo de cuero negro que Prada creó para la película.

6.0

A la izquierda, boceto de Milena Canonero. A la derecha, escena donde aparece Joplin. A pesar de tener escaso diálogo en la película, Canonero logra, a través del vestuario, que el personaje se vea temible y perverso.

6.2.1

El director Wes Anderson pidió que el abrigo tuviera un bolsillo especial para que Joplin pudiera guardar las armas.

6.3

El atuendo de matón de Joplin lo completan una serie de anillos de calaveras que porta en cada uno de los dedos de sus manos, diseñados por el joyero y actor Waris Ahluwalia.

Gran parte de la película está ambientada en un período de entreguerras, y la diseñadora de vestuario, inspirada en varias fuentes militares, le dio el color negro y  gris a los uniformes del ejército, evitando el típico verde militar. Para el personaje de Henckels, contó con la colaboración de Fendi, que creó un abrigo gris de astracán. Las insignias que aparecen en la película fueron diseñadas por Wes Anderson. Una de ellas es la cabeza de lobo que el inspector Henckels porta en el cuello del uniforme.

7.0

Wes Anderson no quería exactitud histórica en el diseño de vestuario; por ese motivo, el gris y el negro son los colores en los trajes de los soldados de Zubrowka, el país ficticio de “El gran hotel Budapest”.

7

Boceto e imagen del uniforme y abrigo del Inspector Henckels, diseñado por Milena Canonero. Todo cuidado el detalle, como las botas bicolor.

7.1

Según Milena Canonero, los hombres que tenían una buena posición en esa época solían vestir pieles y, por ese motivo, diseñó un abrigo de piel para el personaje que interpreta Edward Norton.

7.2

Detalle de la parte trasera del abrigo creado por la firma italiana Fendi.

Además de los colores tenues y apagados de los soldados, las prendas que emplean Gustave M. y Zero en la cárcel y en su huida son de tonos descoloridas. Esta característica distingue el lujo que se vive dentro del hotel con el estado real del país en guerra.

8.1

M. Gustave H y Zero Moustafa, fieles al estilo de los campesinos de la época. Tejidos como el algodón o o la pana acrecentan la situación precaria en la que se encuentran.

8

Gustav, con el uniforme clásico de prisión de rayas horizontales grises.

Milena Canonero pensó en tonos pastel para el personaje de Ágatha, en armonía con el rosa y azul claro de la pastelería donde trabaja. La joven luce un abrigo de color beige y un vestido de color azul grisáceo, con ribete y lazo rosas. Canoneno consigue el toque sencillo y humilde del personaje con un jersey debajo de las mangas cortas, para resguardarse del frío, al que Wes Anderson añadió una hoja de trigo en su pelo.

9.2

La joven aprendiz de la pastelería “Mendl´s” , es la que porta el vestuario más sencillo, de colores suaves.

Film Review The Grand Budapest Hotel

Escena donde se aprecia el colgante con la insignia de la Sociedad de las Llaves Cruzadas, realizado artesenalmente por Heidemarie Klinger. El detalle de la hoja de trigo en su cabello fue idea de Wes Anderson.

Milena Canonero logra un vestuario minucioso en un marco lleno de colorido como es el hotel Gran Budapest y que le ha valido el premio Oscar al mejor diseño de vestuario de 2015.

Texto: Lola Delgado Pozo
Fotos: elgranhotelbudapest.es, Sensacine, Vanity Fair, The New York Times.


https://retalesdeunidilio.wordpress.com/2015/03/20/el-gran-hotel-budapest/

El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)

Anuncios

2 pensamientos en “El gran hotel Budapest

  1. Pingback: Memorias de África | Retales de un idilio

  2. Pingback: “El resplandor” en la revista “Moon Magazine” | Retales de un idilio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s