Archivos Mensuales: julio 2014

Pretty Woman

cartelSi Billy Wilder logró realizar con Sabrina una versión moderna del cuento de la cenicienta, en los años 90 fue el director Garry Marshall quien nos hizo creer en cuentos de hadas gracias a Pretty Woman (1990). La película, además de ser un éxito rotundo de taquilla, lanzó a la fama a una jovencísima Julia Roberts, que consiguió su segunda nominación a los Oscars, y el vestuario fue referente de la moda de la época.

Vivian Wart (Julia Roberts) es una prostituta que se encuentra con Edward Lewis (Richard Gere), un millonario hombre de negocios, cuando éste intenta encontrar el hotel donde se hospeda en Los Ángeles. Ella lo acompaña y tras pasar la primera noche juntos, Edward decide contratarla durante una semana como acompañante en sus negocios.

La transformación del personaje de Vivian Wart de prostituta en Sunset Boulevard a mujer elegante se muestra gracias al vestuario ideado por la diseñadora Marilyn Vance (Los intocables de Elliot Ness, Somersby), confeccionado desde cero para la película.

La primera vez que aparece Vivian porta un vestido elástico de dos piezas en color azul y blanco unidos por una argolla, inspirado en un bañador de los 60, del que se hicieron cuatro copias para rodar las escenas del film. Unas botas altas de charol hasta la rodilla, compradas en una tienda de Chelsea (Londres), chaqueta granate, gorra y bolsa de asa larga, completan su look de prostituta. El New York Times se refirió a ella como “La Cenicienta con botas de vinilo”. El director siempre quiso que Vivian llevara tacones en su vestimenta de prostituta, pero la diseñadora tuvo libertad para realizar su trabajo y apostó por las botas dejando los zapatos de tacón en las escenas donde Edward acompaña a Vivian a comprar ropa en Rodeo Drive. En esa ocasión la protagonista lleva anudada una camisa blanca de hombre. Son importantes los complementos, la cantidad de joyas baratas que lleva, incluso la peluca, que dan cierta imagen de protección a la personalidad verdadera que esconde Vivian.

1.4

En la imagen, Julia Roberts como Vivian Wart. Su traje de prostituta estaba inspirado en un bañador de los años 60

1

Las botas altas de charol se convirtieron en un signo distintivo del look de prostituta de Julia Roberts en “Pretty Woman”. Fueron adquiridas en una tienda llamada “Nana”

1.5

En la escena de Rodeo Drive, Vivian cambia las botas por zapatos de tacón

Capturacamisablanca

Secuencia donde Vivian luce una camisa masculina de color blanco anudada a la cintura

1.10

En sus apariciones con look de prostituta, Vivian opta por una imagen recargada, con multitud de colgantes y pulseras

1.8

Otro de los accesorios, en las primeras escenas, es una gorra de color negro y pendientes de aros tamaño XL

La chaqueta de esmoquin fue idea del director Garry Marshall, confeccionada desde cero por el equipo de vestuario. Debía parecer que era de un exnovio de Vivian, por eso se elaboró grande y ancha.

Capturadefinitivachaqueta

Vivian con chaqueta “oversize” en color granate, con solapa y puños en color negro

Capturarodeodrive

Capturachaqueta2

El equipo de vestuario confeccionó la chaqueta en tamaño grande para parecer que había sido de un ex-novio de Vivian

A su llegada al hotel de lujo Regent Beverly Wilshire en Rodeo Drive (Los Ángeles), Edward cubre a Vivian con su gabardina para no llamar la atención, ya que su atuendo está fuera de lugar en ese escenario de lujo. Vance buscaba una gabardina en un tono de gris específico y, al no encontralo, realizó esta prenda en seda para que fuera ligera.

gabardina

Las tonalidades de los tejidos fueron elegidos cuidadosamente por la diseñadora de vestuario, Marilyn Vance

1.7

Vivian, en el ascensor del hotel Regent Beverly Wilshire con la gabardina de Edward

Con el vestido de cóctel en encaje negro se inicia la transformación de la protagonista en una mujer elegante. La diseñadora barajó diferentes colores como el dorado, pero optó por el siempre elegante color negro. Vance cortó el escote para evitar que se abriera demasiado la parte delantera, conviertiéndolo en un diseño muy original. El conjunto se completaba con unos guantes negros y un bolero, que sólo aparece en la silla donde se apoya Vivian en el bar del hotel.

2.1

Vivian aparece en el bar del hotel con un espectacular y elegante diseño de encaje negro

2.2

Un original escote fue el éxito de este traje de cóctel. De joyería, unas sencillos pendientes

Blackcocktaildress3

El traje de cóctel que luce Vivian en el restaurante es combinado con zapatos negros, guantes y bolso del mismo color

Capturacuello

Detalle del escote del vestido negro en “Pretty Woman”

El blanco es el color escogido tras sus compras por Rodeo Drive, una de las zonas de lujo situada en Los Ángeles: un ajustado vestido de media manga abultada, con botonadura delantera y guantes del mismo color. Como accesorios, una enorme pamela y clutch negros y zapatos de tacón blanco con puntera negra. Sin duda, un diseño elegante que hizo girar a más de uno la cabeza.

3.1

Vivian con un vestido que se ajustaba a su silueta. Las hombreras amplias eran características de esa época

3.4

Grandes botones negros y dorados en la parte delantera del vestido. Los guantes son sinónimo de estilo y elegancia, un detalle que no pasa por alto para la diseñadora Marilyn Vance

Capturablanco

Vivian a su llegada al hotel, tras un intenso día de compras. En la imagen se aprecian los zapatos de tacón blancos con puntera negra

3

Una pamela negra y bolso de charol del mismo tono, son los accesorios elegidos para este diseño blanco

Uno de los diseños preferidos de Marilyn Vance es el vestido de seda que Vivian utiliza para ir al torneo de Polo. En color marrón con lunares blancos, su tono combinaba perfectamente con la melena pelirroja y ojos de la actriz, mostrando a su vez una elegancia sencilla. La diseñadora encontró la tela en el sótano de una tienda de West Hollywood llamada “sedas y lanas Beverley”. El sobrante de tela fue utilizado para forrar el sombrero que porta en diversas escenas.
Guantes blancos, cinturón de Anna Kline, bolso y zapatos de Chanel son los complementos elegidos para este look.

4.3

El vestido de lunares de color cobre que luce Vivian, es uno de los diseños que se podría utilizar en la actualidad y que más impactó en aquella época: escote caja, sin mangas y falda de vuelo. Los guantes, en esta ocasión, son cortos hasta la muñeca; la longitud de esta prenda se va alargando según avanza el día

4

Un cinturón ancho de color marrón, sombrero y zapatos blancos de Chanel son los complementos para el traje

Capturasombrero

Detalle del sombrero que Vivian utiliza para ir al partido de polo

Quizá el más memorable de todos y la culminación del lujo, es el vestido de alta costura en color rojo que Vivian luce cuando se dirige a la ópera con Edward. Originariamente era negro y la diseñadora creó tres modelos diferentes. Tras numerosas pruebas de tonalidades, consiguió el adecuado y convenció al equipo para que el rojo fuera el utilizado en el film. Una decisión que lo ha convertido en uno de los diseños más sofisticados e icónicos del cine.
En el diseño original, la parte trasera del vestido estaba abultada con mucho tejido, pero, para suplir la escasez de tela, se ató a modo de nudo en la parte delantera. El look lo completa con guantes blancos y un bolsito dorado.

bocetoyfoto

A la izquierda, boceto original de Marilyn Vance. A la derecha, imagen de Julia Roberts con el vestido más sofisticado de “Pretty Woman”

pruebacolor

Fotografías de las pruebas de color a las que tuvo que someterse la actriz Julia Roberts para encontrar el tono adecuado para el vestido rojo que luciría posteriormente en la escena de la ópera

6.2

El esmoquin que Richard Gere luce en las escenas de la ópera fue comprado para la película. Las demás prendas, incluidas camisas y corbatas, fueron confeccionadas por la firma italiana Cerrutti

6.3

Detalle del escote y tejido fruncido del diseño en color rojo

6.8

El diseño fue cuidado por Vance al detalle: un gran escote en V para poder lucir el espectacular collar de diamantes y rubíes, y mangas caídas a los hombros teniendo en cuenta la espalda estrecha de la actriz Julia Roberts

6.7

6.6

Como únicos accesorios, guantes altos de color blanco, al ser un acto de noche, y bolso dorado

El resto del vestuario femenino de Pretty Woman se compone de prendas básicas que, 24 años después de su estreno, siguen aún vigentes. La lencería fina también tiene hueco en las escenas más románticas de la película.

Capturabata

Secuencia donde aparece Vivian con una bata estampada de seda

Camisonpiano

Camisón negro de seda y encaje

5.1

Un atuendo muy bien escogido por Vivian para pasear con Edward es el compuesto por una chaqueta blanca de raya diplomática y falda plisada del mismo color

5.3

El detalle original del diseño son las mangas de gasa de la chaqueta

7.3

Uno de los últimos modelos que Vivian luce: una chaqueta y bermudas en color coral

Capturabermudashotel

Detalle de la camisa sin mangas de color blanco

7

Bermudas de talle alto y chaqueta ancha con hombreras, según los cánones de la década de los 90

fhd990PMN_Julia_Roberts_045

Pretty-Woman-slide6

Al final del film, Vivian se ha convertido en una mujer que decide seguir con sus estudios. Por eso la diseñadora eligió una chaqueta azul marino, camiseta blanca, vaqueros y unas sencillas manoletinas planas

Captura

Primer plano de Vivian en la escena final de la película Pretty Woman, con unos sencillos pendientes

Marilyn Vance consigue una espectacular transformación de Vivian, poniendo de manifiesto el dicho de que  “menos es más”, alcanzando la elegancia y ostentación a través de la ropa con piezas sencillas.

Texto: Lola Delgado Pozo
Fotos: Pinterest, classic Hollywood style book, elle.com


https://retalesdeunidilio.wordpress.com/2014/07/27/pretty-woman/

El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)

Anuncios

Sabrina

Al finalizar la redacción de mi último artículo, caí en la cuenta de las numerosas ciudades que han servido de escenario para rodar películas y que, con el paso del tiempo, se han convertido en lugares emblemáticos. Una de ellas es París.

cartelEn Sabrina (1954), la ciudad de la luz sirve de decorado para mostrar el cambio de una chica humilde a una dama elegante y sofisticada. Billy Wilder adaptó la obra de teatro “Sabrina Fair”, escrita por Samuel Taylor, eligiendo a la actriz del momento, Audrey Hepburn, para el papel de Sabrina y a los actores Humphrey Bogart (Linus) y William Holden (David).

La película narra la historia de Sabrina, hija del chófer de los Larrabee, una familia rica de Long Island. Ella vive enamorada del hijo menor de los Larrabe, David, y se esconde siempre para verlo en las fiestas que se organizan en la mansión. Pero David, que es un playboy, nunca se fija en ella. Un día Sabrina intenta suicidarse y aparece Linus, el hermano mayor de los Larrabee, y la salva.

El padre de Sabrina quiere que su hija se olvide de David y la envía a París para que estudie cocina. En esas clases conoce a un Barón que le informa de las tendencias de moda parisinas.

Sabrina regresa a Nueva York cambiada completamente, tanto que ni David la reconoce cuando la ve en la estación. Linus, el mayor de los Larrabe, acompaña a Sabrina mientras David está convaleciente de un accidente ocurrido con unas copas de cristal. Es entonces cuando la relación de Sabrina con los hermanos Larrabee da un vuelco inesperado.

La diseñadora Edith Head fue la encargada de diseñar el vestuario de la película, pero Audrey Hepburn le propuso a Billy Wilder un vestuario realmente parisino para su personaje. El director aceptó y la actriz viajó a París para ver los diseños de Balenciaga, pero el modisto tenía una agenda muy apretada y envió a uno de sus alumnos, el francés Hubert de Givenchy.

Givenchy, que en un principio imaginó que la actriz Katherin Hepburn acudiría a su taller, quedó prendado de esa chica delgada llamada Audrey con camiseta, pantalones capri, zapatos planos y canotier gondolero. El modisto no podía confeccionar desde cero el vestuario de Sabrina, así que Audrey Hepburn eligió entre varios vestidos que Givenchy le mostró, regresando a Los Ángeles con un vestuario verdaderamente parisino.

Sabrina hace su primera aparición ataviada con un diseño de Edith Head, compuesto por vestido estampado sin mangas, comúnmente conocido como pichi, y camiseta negra debajo. El largo de la falda se mantiene bajo la rodilla, según los cánones de la época, con el pelo recogido en una coleta, otorgándole una imagen más juvenil.

1

Sabrina, en una escena donde aparece descalza, con un pichi estampado

2

Con este vestido, Sabrina se subía a un árbol para contemplar las fiestas glamourosas de la mansión Larrabe y suspirar por su amor platónico, David (a la derecha de la imagen)

3

Detalle del estampado floral del pichi que luce Sabrina al comienzo del film

4

Imagen en color de la actriz Audrey Hepburn

audrypichi

Los diseños de Edith Head se limitaron a la etapa anterior del viaje de Sabrina a París. La elección, por parte de la actriz Audrey Hepburn, del modisto Givenchy para crear parte del vestuario, generó mucha polémica, sin aparecer el nombre del diseñador francés, en los títulos de crédito de la película

El padre de Sabrina la envía a París dos años para que aprenda alta cocina, pero realmente su intención era que su hija olvidara a David. Allí aprende cocina y a ser una mujer de mundo, aunque no logra olvidar a su amor platónico.

1

Sabrina en la escuela de cocina de París

2

Detalle del cuello del jersey de Sabrina en las clases de cocina de París

Después de su viaje a París, Sabrina se transforma verdaderamente en una mujer. Billy Wilder describió la escena de la estación de Glen Cove como un momento muy importante en la película: “simplemente debemos vender la transición de la niña. Ella debe estar magnífica reapareciendo en Long Island “. Audrey fue asesorada por Edith Head en la elección del conjunto que Sabrina debía llevar en su regreso a Nueva York. El color negro estaba descartado, por lo que optó por un traje de lana gris cruzado de Givenchy y un turbante de color blanco y pendientes de aro para darle un look sofisticado.

2

Sabrina esperando en la estación con varias maletas y un caniche francés

3

Conjunto de dos piezas de Givenchy formado por una chaqueta de doble botonadura terminada en péplum y falda larga de tubo. Zapatos con un poco de tacón.

4

David, de forma casual, pasa por la estación de Glen Cove y, sin reconocer a Sabrina, la saluda y la invita a una fiesta en su casa

4695-87666

David, al verla tan elegante, cae rendido a sus pies

4.1

Imagen en color de una escena de Sabrina con la actriz Audrey Hepburn (Sabrina) y Willian Holden (David). Los guantes complementan el look de la protagonista

5

Secuencia donde Sabrina saluda a las personas de servicio de la mansión de los Larrabee, compañeros de trabajo de su padre

6

La actriz Audrey Hepburn en el set de rodaje. Se aprecia la cintura ceñida de la chaqueta

Audrey's Autograph

Detalle del gorro en color blanco que luce Audrey Hepburn en “Sabrina”, así como la botonadura de su chaqueta Givenchy

Para la fiesta en la Mansión de los Larrabee, Sabrina opta por un espectacular vestido de noche diseñado por Givenchy. El modisto francés, al contrario de lo que hizo Edith Head en Vacaciones en Roma, mostró sin tapujos el cuerpo delgado y cuello largo de la actriz. Givenchy consiguió encumbrar a Audrey Hepburn, convirtiéndola en su musa y en icono de la moda. “Su ropa es la única con la que me siento yo misma. Es más que un diseñador; es un creador de personalidad” dijo la actriz sobre el modisto.

El vestido está inspirado en otro del mismo diseñador, llamado ‘Inés de Castro’, para la colección Primavera-Verano de 1953. Consta de un cuerpo palabra de honor y una falda recta de tubo; en la cintura lleva una sobrefalda desmontable de organza de seda con estampado floral bordado en azul marino.

1

A la izquierda, boceto que realizó Edith Head para distribuir y promocionar la película. A la derecha, Audrey Hepburn con un diseño de Hubert de Givenchy

2

Imagen en la que aparece Sabrina en el jardín de la mansión de los Larrabee

3

Maravilloso vestido de Givenchy, con sobrefalda de organza de seda bordada  flores

4

Quizá el vestido de noche es el más recordado de la película “Sabrina” y el que encumbró a Audrey Hepburn como icono de moda

5

Se cuidó mucho la iluminación en las escenas para no acentuar la delgadez de la actriz

6

Detalle del escote palabra de honor bordado

7

Sabrina eligió sencillas joyas como estos pendientes de perlas

La tercera pieza que escogió Audrey Hepburn en el taller parisino de Givenchy fue un vestido corto de cóctel en satén. Compuesto de falda amplia, el diseñador modificó el escote a petición de la actriz para disimular su clavícula, añadiendo tirantes de lazos en los hombros. Se hizo tan popular que terminó llamándose “escote Sabrina”.

1.2

Audrey Hepburn junto a Humphrey Bogart y William Holden

1

A la izquierda, boceto de Edith Head. A la derecha, imagen de Sabrina con vestido de cóctel

2

Sabrina completó su look con unos guantes y un tocado

3

Imagen donde se aprecia el escote trasero en forma de V

4

“Lo que yo inventé para ella terminó siendo un estilo tan popular que las camisetas y vestidos de cuello barco de la época llegaron a ser conocidos como el escote Sabrina.” afirmaba Givenchy

Sabrina también tiene escenas en las que escoge atuendos “sport”, como por ejemplo, cuando acompaña a Linus a navegar en su yate, donde se la ve con camisa anudada de cuadros y shorts blancos. La intención del hermano mayor Larrabee es convencer a Sabrina para que regrese a París. Pero Linus comienza a sentir algo por la chica…

1

Bocetos iniciales de Edith Head para “Sabrina”

2

Audrey Hepburn en su camerino

3

sabrinadosfotos

A la izquierda, Sabrina limpiando el coche de la familia Larrabee. A la derecha, imagen de la actriz Audrey Hepburn retocándose para la película

5

Detalle de la camisa con estampado de cuadros que luce Sabrina en el film

El último diseño “sport” que describimos en este artículo es el que Sabrina utiliza para ir a las oficinas de Linus Larrabee. Fue reseñado como “traje de calle y abrigo ligero”. Se trata de un abrigo largo de lana negra sobre un conjunto de camiseta negra y pantalones capri del mismo color. Un atuendo que popularizó la actriz, convirtiéndose en su marca personal.

1

A la izquierda boceto del abrigo mencionado. A la derecha, Audrey Hepburn en la escena que fue rodada en las calles de Nueva York

2

Sabrina con abrigo de lana negro y bailarinas del mismo color

3

En la imagen, podemos observar el original cuello del abrigo y su botonadura

Holden And Hepburn

Audrey Hepburn y William Holden; la actriz con pantalones capri, muy habituales en los años 50

7

Sabrina con completo look negro

5

La camiseta de Sabrina, con la espalda terminada en V

6

El conjunto de camiseta, pantalón capri y bailarinas negras es un look que sigue identificando el estilo de la actriz

Una comedia inolvidable y un fantástico vestuario que consiguió el óscar ese mismo año. Desde entonces, Audrey Hepburn siempre se mantuvo unida a Givenchy y le pidió que diseñara el vestuario de todas sus películas. Sin duda alguna, el creador de la elegancia delicada que evoca Audrey.

El museo Thyssen albergará una exposición temporal de Hubert de Givenchy a finales del mes de octubre.

Texto: Lola Delgado Pozo
Fotos: pinterest, classicme, fotosimagenes.org 


https://retalesdeunidilio.wordpress.com/2014/07/08/sabrina/

El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)