Maléfica

Retales_Malefica-0

El 30 de mayo de 2014 se estrena Maléfica (Maleficent), una película de acción real en la que Angelina Jolie interpreta a la reina malvada de Disney. En esta ocasión, conoceremos sus orígenes y cómo llegó a convertirse en una mujer despiadada.

Desde que Walt Disney diera a conocer La bella durmiente (Sleeping Beauty. 1959), Maléfica ha sido la villana más popular de la historia de la gran factoria de dibujos animados. El creador de este peculiar personaje en la película de 1959 fue el animador Marc Davis, a quien se le atribuyen también el diseño de sus cuernos y su estilo elegante. Durante la producción del filme, el estudio Disney usó personas reales, como Jane Fowler, para modelar la figura y movimientos de Maléfica, así como la actriz Eleanor Audley, contribuyendo también con su voz.

Retales_Malefica-1

Los animadores de los estudios de Walt Disney emplearon a actrices como Eleanor Audley (izda) y Jane Fowler (dcha) para modelar la figura y movimientos del personaje animado de Maléfica en “La bella durmiente” (1959).

Anna B. Sheppard tomó las riendas del proyecto de Maléfica tan sólo ocho semanas antes del rodaje, tras la marcha del anterior diseñador. El departamento de vestuario, encargado de elaborar más de dos mil trajes, se completó con un grupo de artesanos especialistas en cuero y sombrerería colaborando en la recreación de la villana tenebrosa del cuento.

Tomando como referencia la época medieval, el arte renacestista francés e italiano, y las colecciones de Alexander McQueen, Shepard encontró un equilibrio para reproducir el período histórico y el mundo de fantasía propio de los cuentos de hadas, además de mantenerse fiel a la figura icónica del personaje animado de Disney.

Retales_Malefica-2

El equipo de vestuario trabajó conjuntamente evitando mostrar la imagen estereotipada de Maléfica, pero reconocible en pantalla.

La vida apacible del reino fantástico de las ciénagas se ve amenazada cuando el rey del país vecino decide acabar con las criaturas que viven allí. El hada Maléfica se convierte en protectorta del lugar, enfrentándose al monarca con una maldición sobre la recién nacida Aurora, heredera al trono.

Aunque la idea inicial del departamento de vestuario era dotar a Maléfica de un aspecto único durante toda la película, finalmente el equipo decidió crear nueve cambios de vestuario para el personaje.

Al comienzo, las tonalidades verde musgo predominan en su atuendo, armonizándose con la vegetación del bosque. Los tejidos ligeros, utilizados en las escenas en las que el hada vuela, dan paso a pesadas túnicas de lana o tercipelo en el momento en que le arrebatan el poder cortando sus alas. La atención por los detalles de la diseñadora se hace patente en el empleo de los tintes en los textiles, con matices claros en los hombros y más oscuros en la parte inferior, creando la sensación de desgaste natural por la exposición al sol y al aire.

Retales_Malefica-3

Los tejidos livianos de la ropa en la etapa infantil y juvenil del hada expresan la libertad del personaje.

Retales_Malefica-4

Las túnicas de tejidos pesados manifiestan la pesadumbre de Maléfica al perder sus alas y su poder.

Retales_Malefica-5

Como guardiana del bosque, el vestuario de Maléfica, en tonalidades verdes matizadas, se mezcla con el entorno.

Sobre la larga melena suelta, la joven Maléfica luce unos cuernos de gran longitud. Esta pieza, junto al contorno facial, fueron ideados por el célebre artista de maquillaje y efectos especiales, Rick Baker. El boceto digital inicial sufrió varias transformaciones hasta lograr esculpir cuatro diseños diferentes de cuernos ligeros y desmontables realizados con resina de uretano, y unas prótesis de pómulos, nariz y orejas.

Retales_Malefica-5.1

Izquierda, Rick Baker con una de las piezas creadas para “Maléfica” (foto vía Make-Up Artist Magazine). Derecha, la actriz Angelina Jolie en una secuencia de la película.

Maléfica construye un nuevo reino oscuro en las ciénagas, convirtiéndose en una bruja malvada. Su transformación es indudable el día del bautizo de la hija de los reyes del país vecino, a cuya celebración acude sin invitación. La nueva condición perversa del personaje se traslada a un aspecto mucho más siniestro y tenebroso.

Para la escena del evento en palacio, Sheppard logró crear un diseño impactante haciendo visible a Maléfica entre la multitud de asistentes en la gran sala. El departamento de vestuario tardó varias semanas en confeccionar el escultural traje de la protagonista, con una silueta muy similar a la del dibujo animado, compuesto de metros de tejido negro plisado. Las mangas, unidas a la espalda a través de una estructura en forma de columna, se expandían como alas en sustitución de las que perdió, una nota reveladora sobre el nuevo poder como villana; el cuello, de cuero negro endurecido, fue moldeado simulando llamaradas.

Retales_Malefica-6

Una gran técnica fue necesaria para la elaboración del traje de Maléfica en la ceremonia del bautizo. El negro reemplaza al color púrpura de la versión animada del año 1959.

Retales_Malefica-7

Las mangas del nuevo traje de Maléfica se expanden como reemplazo a las alas que perdió siendo joven. El cuello simula una gran llamarada.

Si al comienzo de la película Maléfica luce el cabello suelto, al convertirse en una bruja maliciosa lo oculta bajo una envoltura dejando ver tan solo los cuernos. El sombrerero Justin Smith aportó sus técnicas vanguardistas para crear seis tocados, dando como resultado una versión contemporánea del dibujo animado de 1959. El artesano, inspirado en artistas como Michael Parkes, elaboró diferentes envolturas a modo de turbante adaptadas a cada época estacional, confeccionadas con materiales como cuero de napa de cabra, piel de raya y piel de pitón.

Retales_Malefica-8

Tocados creados por Justin Smith para Maléfica: izquierda, confeccionado con finas tiras de cuero de napa de cabra entrecruzada; derecha, envoltura de piel de pitón en tonos crema y marrón.

El diseñador Manuel Albarrán fue el encargado de complementar el atuendo de la villana con anillos, broches, brazaletes y collares. Manteniendo la naturaleza como elemento identificativo del personaje, Albarrán empleó materiales orgánicos como metales, cuero, plumas, dientes y piedras preciosas.

El español conservó la identidad oscura del personaje con singulares piezas como una gargantilla la preferida de Alabarrán que Maléfica luce en una de sus capas. Compuesta por una estructura de hombros y columna conectados, la espina dorsal fue realizada con una base de metal forrada de cuero y adornada con huesos en forma de garra y plumas de pato teñidas a mano en tonalidades degradadas de gris, verde y azul.

Retales_Malefica-9

Manuel Albarrán diseñó elegantes complementos para Maléfica manteniendo la identidad siniestra del personaje. En la imagen, un anillo con forma de pico de ave.

Retales_Malefica-10

El cuello de plumas fue una de las piezas más laboriosas de Albarrán: casi un mes en finalizarla.

Manuel Albarrán, además de especialista en metal, trabajaba de forma innovadora el cuero, por lo que se le encomendó la tarea de diseñar el traje para la escena final de la batalla entre Maléfica y el rey Stefan. Después de idear varios modelos, apostó por un mono de piel del que se hicieron 25 copias favoreciendo el movimiento de la actriz Angelina Jolie (Maléfica) en las secuencias de acción.

Retales_Malefica-11

El traje de la batalla fue todo un reto para Albarrán: estaría expuesto a movimientos y fuego en las escenas de acción, por lo que tenía que ser diseñado con material ignífugo.

El diseñador Rod Goodwin confeccionó el calzado de Maléfica introduciendo cuero de vaca, raya y piel de avestruz en las piezas de Alta Costura, siendo las de las escenas de la última batalla las más difíciles de elaborar.

Finalmente, cuando Maléfica consigue derrotar al rey y unificar los dos reinos, el hada regresa a su imagen inicial con el cabello suelto y trajes más escotados, símbolo del poder y libertad recuperados.

Retales_Malefica-12

El vestuario de Maléfica torna a los colores del comienzo una vez quen logra vencer al rey Stefan y recupera sus alas.

En Maléfica podemos ver cómo, tras la imagen renovada de la villana de Disney, hay detrás un arduo trabajo de diseñadores y artesanos que han logrado mantener la identidad oscura del personaje sin perder elegancia.

Texto: Lola Delgado Pozo. (Última actualización: 30 de mayo de 2019)
Imágenes: IMDB, capturas de pantalla, cinemovie.tv (boceto).


https://retalesdeunidilio.wordpress.com/2014/03/21/malefica/

El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 4.0 unported)

Safe Creative #1905301031632

6 pensamientos en “Maléfica

  1. Lola Delgado

    Hola Ana:
    En el tráiler que han estrenado, se puede intuir que lo hace bien.Al menos el maquillaje y vestuario ayudan a lograr que se meta más en el papel de Maléfica.
    La película puede marcar tendencia; en las pasarelas de Nueva York, Berlín o Milán, las colecciones de invierno 2014/2015 tienen muy presente el cuero, tendremos que esperar si también lo “gótico” o tenebroso se pone de moda.

    Responder
  2. Pingback: Into the woods | Retales de un idilio

  3. Pingback: El cine se tiñe de rojo | Retales de un idilio

  4. Pingback: El Capitán América, larga vida al superhéroe | Retales de un idilio

  5. Pingback: Malditos Bastardos | Retales de un idilio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s